Los músicos de la OEx enseñarán violín a los niños de Los Colorines

Jesús Hernández, el secretario del colegio Santa Engracia de Los Colorines. :: J. V. Arnelas
Jesús Hernández, el secretario del colegio Santa Engracia de Los Colorines. :: J. V. Arnelas

Las clases de violín empezarán la próxima semana en el colegio Santa Engracia

Antonio Gilgado
ANTONIO GILGADOBadajoz

Guitarra, aeróbic, brake dance o ajedrez... El plan de actividades del colegio Santa Engracia, al que acuden la mayoría de los niños de los Colorines, está cargado de actividades. No se trata de saturar la agenda, sino de hacer del colegio una referencia dentro del barrio para combatir el absentismo.

Jesús Hernández, el secretario del Santa Engracia, cuenta que los resultados no vienen solos. «Aquí trabajamos mucho en comunidad. Lo hacemos con la Fundación Municipal de Deportes, con el centro social del Gurugú, con los scouts...».

A esta larga lista de colaboradores se suman ahora la Fundación Orquesta de Extremadura y la Caixa para acercar la música clásica a las aulas. El proyecto Clave de Fa arranca este curso y, básicamente, consiste en que varios músicos de la Orquesta impartan una hora y media a la semana de violín o viola a los chicos. De momento, cuenta Hernández, hay ocho o nueve niños de entre primero y cuarto de Primaria ya interesados. Aunque pueda sonar a poco, en un colegio como el de los Colorines, supone todo un logro. El secretario del centro lo ve como el germen de algo que puede crecer en un futuro. Incluso no descarta formar una agrupación de cuerda o una miniorquesta. «Son niños que no tienen recursos para comprar un instrumento y mucho menos para pagarse una formación musical, pero eso no significa que no tengan interés».

En esta dos primeras semanas de curso el profesorado del centro informará a los escolares con más predisposición y la idea es que empiecen a trabajar con los músicos de la Orquesta de Extremadura en octubre. «¿Quién sabe?, a lo mejor nos llevamos una sorpresa».

En el Santa Engracia estudian entre noventa y cien alumnos. Cuesta dar un número fijo porque hay familias itinerantes, que van y vienen durante el curso, y los plazos de inscripción no son tan rigurosos como en otros centros. Aquí los padres tramitan la escolarización en septiembre y no en mayo. «Los plazos son los mismos para todos y buscamos la normalización, pero en estos colegios tienes que asumir las peculiaridades».

Esas singularidades de las que habla el secretario implican combinar la función docente y la social. Aquí, explica, no vale limitarse a dar un temario y enseñar. También hay que trabajar cuestiones muy básicas de comportamiento y convivencia. El comedor, por ejemplo, es también una herramienta de normalización. Más de 90 chicos comen todos los días en el colegio y a la mitad se le da el desayuno. La previsión para los próximos meses pasa por llegar también a los noventa desayunos. Con tanto trabajo por hacer, en el centro agradecen el interés de la Orquesta y la Caixa.

Más ambicioso

El proyecto Clave de Fa con niños en riesgos de exclusión social entra dentro de un programa más ambicioso de divulgación musical de la Orquesta de Extremadura.

Hasta ahora, la difusión se limitaba a conciertos didácticos o en familia, pero este año dan un paso más. Pondrán en marcha, por ejemplo, una orquesta infantil (para chicos de entre ocho y once años) y otra juvenil (de 12 a 17) para ofrecer a los jóvenes músicos la posibilidad de simular el trabajo de una orquesta profesional.

En su acercamiento a los escolares también han puesto en marcha la iniciativa 'Recomienda un concierto' y los colegios que quieran podrán recomendar un abono de la temporada de la OEx con el compromiso de trabajar el programa en clase. También podrán asistir como público al ensayo general, donde los músicos de la orquesta les explicaran las particularidades de las obras que han escuchado y con las que han trabajado en clase.

Es un paso más en los habituales conciertos didácticos que ofrecen cada temporada y una forma de enriquecer las clases de música de los colegios. En la Fundación esperan que se sumen muchos centros.

Fotos

Vídeos