Hoy

Una fábrica y un molino que se deterioran poco a poco

El paseo que ha sido objeto del robo de las farolas comunica con dos edificios en desuso. Uno de ellos es la Fábrica de la Luz de los Ayala, que aprovechaba la corriente del río para producir electricidad.

Todo el edificio tiene un estilo arquitectónico muy representativo de principios del siglo XX. La segunda construcción es el Molino de los Moscoso, un molino harinero del que se habla en escritos del siglo XVII, aunque cabe la posibilidad de que ya existiera con anterioridad.

Años atrás la Confederación barajó la idea de convertir la fábrica en un centro de interpretación del río Guadiana y el molino, en un edificio dedicado a la hostelería, pero la idea se rechazó por falta de fondos. De momento, el deterioro prosigue.