Hoy

Condenada por mentir cuando acusó a su pareja de amenazarla con una pistola

  • La mujer dijo a la Guardia Civil que él también había realizado tocamientos a su hija, pero cuatro días después confesó que no había ocurrido nada

El juzgado de lo penal número 2 de Badajoz ha condenado a una mujer de 44 años de edad tras quedar probado que mintió cuando denunció ante los agentes de la Guardia Civil que su pareja sentimental la había amenazado con una pistola y había realizado tocamientos sexuales a su hija, acusación que provocó la inmediata detención del varón y la puesta en marcha de una orden de alejamiento que le impedía aproximarse a las supuestas víctimas.

La sentencia explica que la ahora condenada denunció en junio del año pasado que su pareja sentimental había mantenido comportamientos conminatorios y agresivos con ella y que le había realizado tocamientos sexuales a su hija, «así como unas amenazas, con exhibición de una pistola».

Por estos hechos, el supuesto agresor fue detenido y puesto a disposición del juzgado de Violencia Sobre la Mujer número 1 de Badajoz, donde se dictó una orden de protección para evitar que se acercara a su pareja y a su hija.

Esa orden fue dictada el 14 de junio, pero dos días después la denunciante compareció en el juzgado que llevaba el caso para retirar esa denuncia formulada solo cuatro días antes ante la Guardia Civil. En ese momento explicó que el día que hizo esa acusación no había ocurrido nada y que era falso que su pareja la hubiese amenazado con una pistola. También añadió que la niña le había confesado «que todo lo que le dijo del acusado era mentira, que lo había dicho porque estaba enfadada con él porque le reñía».

El proceso continuó y el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer de Badajoz acordó sobreseer y archivar la causa un mes después de que fuese formulada la denuncia.

Finalmente, el procedimiento se tornó en contra de la denunciante, que acaba de ser condenada por un delito de denuncia falsa tipificado en el artículo 456.1 del Código Penal. La pena que se le impone la obliga a pagar una multa de 1.080 euros a razón de 3 euros diarios. La sentencia no es firme y contra ella cabe recurso.