Podemos presenta una moción de censura contra Cifuentes

Lorena Ruiz Huerta y Ramón Espinar./
Lorena Ruiz Huerta y Ramón Espinar.

El secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, y la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta no descartan que el gobierno alternativo esté presidido por un socialista

EFEMADRID

El secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, y la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, han registrado una moción de censura contra la presidenta Cristina Cifuentes por "imperativo ético" y no descartan que el gobierno alternativo estuviera presidido por un socialista.

Más información

Una tarifa única de transporte para toda la Comunidad de Madrid, una renta básica para los casi 25% de los madrileños que según Podemos están en riesgo de exclusión y un cambio en la política fiscal creando "un impuesto a los ricos" son las tres propuestas fundamentales del programa de Podemos, según Ramón Espinar. Aunque ese gobierno estaría presidido por Ruiz-Huerta, Podemos deja abierta la puerta a que un socialista lo encabezara, algo que "sería lo lógico" por el número de escaños, según la portavoz. Tras reunirse con el PSOE hace diez días, estos dijeron a Podemos que, aunque comparten "el diagnóstico de la gravedad de la situación", una moción fallida "podía suponer un importante desgaste para su candidato", según cálculos internos socialistas, ha detallado Ruiz-Huerta.

Preguntada si apoyarían un gobierno encabezado por el PSOE, ha matizado que "lo importante es hablar de propuestas programáticas, construir una mayoría de cambio" y que "lo de menos, o lo que está en segunda instancia, es quién es el candidato que lo lidera". "A lo mejor sería lo lógico que el candidato fuera socialista, pero la realidad es que ellos ni siquiera se han sentado a hablar de las propuestas de mínimos que les hemos enviado", añadió la portavoz.

Tras celebrar la victoria de Pedro Sánchez en las primarias de ayer, cree que el PSOE "debería terminar de mirar hacia dentro y sumarse" a las mociones de censura, ya que las primarias de ayer suponen "un revolcón de las bases" a los barones socialistas, y espera que sirva para que "miren a los problemas de la ciudadanía".

Sobre Ciudadanos, ha lamentado que se hayan "negado a sentarse siquiera" a conocer las propuestas de Gobierno que plantea Podemos y les ha acusado de haber venido a la política "para que nada cambie y que siga funcionando el bipartidismo". "No podemos normalizar ni blanquear la corrupción del PP", según Espinar, para quien esta "es una moción de censura contra gobiernos del presente que no pueden borrar su pasado", ha dicho Espinar.

Según Ruiz-Huerta, las políticas del PP "son una máquina de generar pobreza", de ahí la necesidad de "una profunda reforma fiscal", ya que Cifuentes ha mantenido "intactas" la política fiscal del PP de los últimos 22 años que han convertido la región en "un paraíso fiscal para los ricos". Se trata de recaudar más dinero y que el modelo se deje de basar en el endeudamiento privado para financiar con ello los servicios públicos, además de dar ayudas a las pymes o a la innovación, con políticas fiscales adecuadas a su realidad, ha añadido Ruiz-Huerta.

Podemos quiere una tarifa única de transporte, porque "no hay ninguna razón para que una persona que viva en Fuenlabrada pague un abono de transporte más alto que una de Chamberí", según Espinar, y esto, junto con la renta mínima, se va a pagar con "un impuesto a la riqueza", ya que el problema fundamental es que "los que más tienen no están colaborando para salir de la crisis". Según la candidata de Podemos, "la foto fija de la Asamblea no puede ser la de una mayoría que ya no representa a los ciudadanos", sino a una minoría que "está instalada en las instituciones para saquearlas", ha concluido.

Cifuentes ve "acoso y derribo"

La propia Cifuentes ha agradecido ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP el "apoyo y cariño" que ha recibido estos días ante las informaciones sobre la trama 'Púnica' que se están conociendo, unos hechos que ha enmarcado en una estrategia de "acoso y derribo" a su Gobierno. Y mientras tanto Mariano Rajoy, que ha dicho estar "tranquilo" ante los datos que vinculan al partido con una presunta financiación irregular, ha exhibido ante los suyos su apoyo a la dirigente madrileña.

Durante su intervención a puerta cerrada en el Comité Ejecutivo del PP, Cifuentes ha realizado un relato de los hechos ante sus compañeros de partido, después de que un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil pida investigarla por una concesión presuntamente irregular en la cafetería de la Asamblea de Madrid al empresario Arturo Fernández, aunque el juez ha descartado imputarla.

Cifuentes, que ha agradecido las muestras de apoyo recibidas, ha señalado que en esa mesa de contratación -de la que formó parte cuando era vicepresidenta de la Asamblea de Madrid- las propuestas para esa adjudicación a Arturo Fernández se basaron en informes técnicos "absolutamente favorables" y fueron aprobados "por unanimidad", según fuentes de la dirección nacional del PP.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que lo ocurrido es un "punto más en la estrategia de desgaste, acoso y derribo del Gobierno de Madrid". Además, ha recalcado que el PP madrileño está "más fuerte que nunca" y ha dejado claro que "nunca" ha cuestionado el apoyo que tenía del partido, han indicado las mismas fuentes.