El nuevo presidente de El Corte Inglés da un mensaje de tranquilidad a la plantilla

Nuño de la Rosa, nuevo presidente de El Corte Inglés./EP
Nuño de la Rosa, nuevo presidente de El Corte Inglés. / EP

Nuño de la Rosa aclara a los sindicatos que se centrará en la gestión de la firma y en el buen gobierno para preparar una futura salida a Bolsa

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Los casi 100.000 empleados directos con los que cuenta El Corte Inglés han respirado más aliviados después de varias semanas de incertidumbre por la guerra accionarial que mantenían públicamente los accionistas del grupo, y que ha derivado en el cese del anterior presidente, Dimas Gimeno, y en el nombramiento de Jesús Nuño de la Rosa como piloto de la corporación. En uno de sus primeros movimientos al frente de la cadena de grandes almacenes, se ha reunido con los sindicatos para transmitirles un mensaje de tranquilidad de cara al futuro.

Nuño de la Rosa ha instado a la «transparencia, confianza, unidad y proyecto de futuro» como ejes de lo que seguirá siendo El Corte Inglés, independientemente de la pugna entre las sagas propietarias de la compañía. Además, se ha comprometido a mantener una relación «fluida» con los representantes de los empleados. Hay que recordar que esta empresa es el primer empleador privado de España y su evolución condiciona en cierta medida la estabilidad de la economía.

Consciente del carácter sistémico del grupo, el que fuera consejero delegado del grupo desde 2017 y anteriormente responsable de la división de Viajes El Corte Inglés durante más de dos décadas, ha aclarado a los sindicatos que apostará por una gestión basada en la transparencia y en las normas de buen gobierno, con la mirada puesta en una posible salida a Bolsa de la sociedad, aunque este no es uno de los planes que tenga el grupo a corto plazo.

Los sindicatos han valorado positivamente el gesto de Nuño de la Rosa al reunirse con ellos. Se trata de una decisión con la que, a su juicio, «ha querido transmitir la importancia que el equipo humano tiene para la empresa». Y han destacado el tono «cercano y cordial» que mantuvieron en la reunión.

En el plano puramente comercial, El Corte Inglés está a punto de embarcarse en la nueva temporada de rebajas de verano y espera celebrar una junta de accionistas a finales de agosto en la que se aprueben las cuentas del ejercicio 2017, que finalizaron el pasado 28 de febrero, en las que se prevé un alza de los beneficios de dos dígitos con respecto al ejercicio anterior.

Más allá de la nueva labor que tiene por delante Nuño de la Rosa, su antecesor en el cargo, Dimas Gimeno, tiene previsto continuar la batalla legal que le va a llevar a impugnar el consejo de administración del jueves, del que estuvo ausente, y en el que se decidió su destitución. Considera que la constitución de ese consejo no fue válida, por lo que solicitará al juez medidas cautelares.

Cruces judiciales

Además, Gimeno tiene prevista otra batería de demandas que podría presentar contra varios miembros del consejo de administración de El Corte Inglés, incluidas las hermanas Marta y Cristina Álavarez Guil. El expresidente ha insistido durante las últimas semanas, en las que intentó llegar a un acuerdo, en las irregularidades que supuestamente se habrían cometido en el seno de la compañía a través de distintos departamentos, como el de seguridad.

El cruce de demandas entras las familias propietarias del grupo está garantizado, después de que la madre y el tío de Gimeno, María Antonia y César Álvarez, actuaran judicialmente contra las hijas adoptivas de Isidoro Álvarez por los cambios introducidos en la sociedad IASA, que controla un 22% de los grandes almacenes, y que forma parte del legado que Isidoro Álvarez dejó en herencia a sus familiares.

Más información

 

Fotos

Vídeos