Las obras de la piscina de la Margen Derecha de Badajoz comenzarán en marzo

Las obras de la piscina de la Margen Derecha de Badajoz comenzarán en marzoGráfico

Las constructoras firman el contrato para levantar este complejo junto al parque del río

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Las obras de la piscina de la Margen Derecha comenzarán a finales de marzo. Esa es, al menos, la previsión de las empresas que construirán este complejo. Este integrará el actual pabellón Juancho Pérez para formar un área de deporte junto al parque del río.

La UTE compuesta por Martín Casillas y Sehuca firmó el contrato con el Ayuntamiento a finales de esta semana. Así lo explica el gerente de la UTE, Francisco García, quien confía en iniciar los trabajos antes de abril. Los plazos establecidos en el proyecto marcan una ejecución de 16 meses. Así que el complejo estará terminado en agosto de 2020 si no surgen inconvenientes.

Con la firma del contrato, llega a su fin un proceso administrativo complejo. Solo se presentaron dos empresas, pero hubo un recurso especial en materia de contratación, reclamaciones de los licitadores a actuaciones de la mesa de contratación y requerimientos de informes jurídicos que fueron retrasando el contrato. La obra se adjudicó provisionalmente a principios de septiembre. Esta semana termina con la firma del contrato y el anuncio del inicio de obras para el mes que viene. La dirección de obra recaerá en los arquitectos municipales.

El coste de esta instalación roza los cinco millones de euros y la pagarán a partes iguales el Ayuntamiento y la Junta. El alcalde, Francisco Fragoso, tiene en esta piscina una de sus propuestas más ambiciosas, dado que no existe ninguna similar en un radio de 170 kilómetros. Las más cercanas están en Cádiz y Río Mayor (al norte de Lisboa). El PP prometió este proyecto en 2006, aunque lo modificó en 2015 para convertirlo en la idea que ahora sale adelante.

El proyecto consta de tres fases, pero ahora solo se hará la primera. Esta abarca la construcción de la piscina olímpica, que contará con un muro para poder dividirla y darle distintos usos a la vez. También se habilitará una segunda piscina de 25x8 metros para entrenamientos, clases y uso infantil.

Tendrán una cubierta retráctil que permitirá usarlas en invierno y verano. Esta se asemejará a una pérgola, con vigas de las que colgará un techo que se podrá recoger completo o por secciones. Las vigas se distanciarán dos metros entre sí para dejar pasar el sol y poder usar las piscinas en verano.

Habrá también una sala muy próxima al segundo vaso para que los padres puedan esperar a los niños mientras reciben las clases de natación. Se distinguirán dos grupos de vestuarios, uno para el público en general y otro privado para deportistas. La instalación está pensada para que la ciudad acoja competiciones oficiales de natación y otros deportes acuáticos, por lo que cerca de la piscina olímpica habrá vestuarios para los deportistas y los árbitros.

Se construirán también dos gradas para 300 personas cada una. Estas serán retráctiles, por lo que se guardarán de forma mecánica y quedará libre el espacio delantero para realizar otras actividades cuando no haya público.

En el sótano estarán los almacenes y los vestuarios para empleados. En la planta baja estará la piscina y habrá otra planta superior donde se dejará espacio para una cafetería con vistas al parque y a la Alcazaba que se hará en el futuro. En esa altura estarán las oficinas.

Segunda y tercera fase

Además de la construcción de la primera fase, la constructora entregará ahora al Ayuntamiento el proyecto de ejecución de la segunda fase que, no obstante, no se construirá con el presupuesto actual. Quedará pendiente. Consistirá en levantar otro edificio independiente pero conectado con la piscina y con fachada hacia la avenida de Adolfo Díaz Ambrona. Ahí se ubicará un gimnasio, un salón de actos y salas de congresos. Tendrá tres alturas.

La tercera fase, que será posterior, consiste en una tercera piscina al aire libre y, por tanto, para el verano. El concurso obligó a reservar un espacio para esta instalación y dotarla de un proyecto básico. Se ubicará en la zona más próxima al parque del río.

Todo el proyecto suma 9.350 metros cuadrados, de los que 7.335 se incluyen en la primera etapa, cuyas obras comenzarán el próximo mes de marzo.

Semáforos en Padre Tacoronte dentro de un mes y medio

El Ayuntamiento aprobó ayer dos proyectos con cargo a los fondos Dusi que son los primeros de este programa europeo para la margen derecha.

Con uno de ellos instalarán semáforos en el cruce entre las avenidas del Gurugú y Padre Tacoronte. Actualmente no cuenta con ninguna medida que regule el tráfico en este punto. Dedican 65.000 euros a este proyecto.

El segundo consiste en reformar el paso subterráneo que se encuentra en la avenida Argüello Carvajal. Eliminarán uno de los sentidos de la marcha para vehículos con el fin de ampliar las aceras y colocarle vallas, dado que es muy transitado por peatones. También incrementarán la iluminación. Dedican 72.600 euros a este fin.