Guerra abierta en Podemos Badajoz

Erika Cadenas y RemigioCordero. /HOY
Erika Cadenas y RemigioCordero. / HOY

El partido morado abre expediente a dos concejales y seis militantes de Recuperar Badajoz

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Podemos quiere tomar el control de Recuperar Badajoz (RB), el grupo con el que el partido de Pablo Iglesias concurrió a las elecciones municipales de Badajoz y con el que obtuvo tres concejales: Remigio Cordero, cabeza de lista y portavoz, Amparo Hernández y Fernando de las Heras. Ese intento de control de RB por parte de Podemos se ha materializado con la apertura de expedientes disciplinarios a dos concejales y seis militantes de Recuperar Badajoz. Podemos les acusó de que los concejales no aportan dinero a Podemos y estos han respondido diciendo que les están coaccionando y que hacerlo podría suponer que incurren en un delito de financiación ilegal de partidos. La crisis se inició a principios de verano. Este es su desarrollo cronológico:

21 de junio de 2018. Podemos celebra primarias para elegir a su secretario general local. Remigio Cordero pierde y gana Erika Cadenas, representante de los Anticapitalistas.

Julio. Erika Cadenas, ya convertida en máxima responsable de Podemos, y su equipo quieren crear una nueva comisión para coordinar los trabajos con el grupo municipal. Los concejales no aceptan esta nueva comisión.

1 de octubre. Asamblea de Recuperar Badajoz. En ella Javier Figueiredo, que es miembro de los dos partidos, plantea la disolución de RB. Los concejales advierten que no es posible porque entonces ellos pasarían a ser concejales no adscritos a ningún partido. La asamblea vota en contra de la desaparición de RB. 27 votos quieren la permanencia y uno la disolución.

3 de octubre. Podemos celebra una comisión de coordinación y propone la desvinculación de RB porque, según se argumenta en el acta, RB «se sitúa completamente al margen del mandato de la asamblea ciudadana de Podemos Badajoz, convirtiéndose así en un partido político diferente y que compite con Podemos en el terreno electoral. La situación es inadmisible y provoca un enorme daño a nuestra credibilidad como organización política».

De inmediato, Podemos decide abrir expediente a ocho miembros de Recuperar Badajoz. Son dos de los tres concejales (Remigio Cordero, portavoz municipal y cabeza visible del partido en la ciudad, y Amparo Hernández). También se les abre expediente a los tres miembros de RB en el Consejo Ciudadano de Podemos y a los tres coordinadores de los grupos de trabajo que asesoran al grupo municipal. Son Teresa Muñoz, Fátima Robledo, Antonio Fernández, Catalina Fernández, Julia Bermejo y Juan Manuel Cosme.

En el acta se hace mención al tercer concejal: «A través de Fernando de las Heras seguiremos manteniendo nuestra presencia en las instituciones».

Podemos reclamó a los concejales que donen dinero y estos contestaron que les coaccionan

22 de octubre. Primer expediente disciplinario con sanción muy grave, que puede conllevar la expulsión y la inhabilitación. En él se acredita que ni Remigio Cordero ni Amparo Hernández ingresan donaciones en Podemos, tal y como pide su código ético al tener cargo público.

Se les acusa de no poner en común sus agendas «ni una sola vez» con los órganos de Podemos, no asistir a las reuniones y desconocer el resultado de las primarias, que ganó Erika Cadenas y perdió Remigio Cordero. En definitiva, de ir por libre.

24 de octubre. Los ocho expedientados se defienden argumentando que hay errores administrativos y de procedimiento. Advierten a Podemos de que pueden incurrir en delitos recogidos en el Código Penal. Se refieren a coacciones, por pedirles que hagan ingresos como concejales de RB en las cuentas de Podemos, y a financiación ilegal.

Segundo expediente

31 de octubre. Se abre un segundo expediente disciplinario que sustituye al anterior. En este no se hace mención a cuestiones económicas. Se dirige contra las mismas ocho personas y se les advierte de una posible sanción grave.

Esta puede conllevar inhabilitación para desempeñar cargos entre uno y cuatro años. Por tanto, les imposibilitaría presentarse a las elecciones de mayo con Podemos. Se trata de un 'procedimiento de arbitraje' en el que se nombra árbitro a Agustín Lozano de la Cruz, que acude a las reuniones donde se critica el proceder de los concejales. Se les acusa de incumplir los estatutos de Podemos, desobedecer los acuerdos de sus órganos y de formar una «comisión de coordinación ilegítima» que no está aprobada por ningún órgano de Podemos y que funciona «sin transparencia (...) No se conocen actas ni información de sus acuerdos». Los concejales deciden sus posicionamientos en esta comisión sin coordinarlos con el partido, aducen en el expediente.

Cadenas dice que los expedientados «no aceptan el resultado de la democracia participativa» que la hizo número 1

9 de noviembre. Ayer, viernes, la guerra abierta salta a los medios de comunicación. Remigio Cordero valora todo este proceder como «un intento (de la secretaria general y de su entorno) de que no participe en las primarias» donde elegirán a su candidato a alcalde. Pero asegura que se presentará.

El portavoz explica a HOY que están preparando la respuesta al segundo expediente con sus abogados y estudian acudir a los juzgados por las acusaciones vertidas contra ellos. Añade que él dona la mayor parte de sus ingresos por su trabajo como concejal a Recuperar Badajoz.

Cordero replica que hay gente en Podemos que quiere vivir de la política

A esa misma cuenta van los 36.900 euros anuales que recibe el grupo municipal del Ayuntamiento. «Estoy muy sorprendido por estas formas. Hay gente en política como yo, que ya tengo mi vida profesional y con mi proyecto personal, pero en Podemos se está reproduciendo el modelo de gente que quiere vivir de la política». Para Cordero, la persona que ha orquestado estos expedientes es Javier Figueiredo que, como se ha indicado antes, es militante de los dos partidos.

Figueiredo y Cadenas

Javier Figueiredo rechaza tener ningún problema con Remigio Cordero, aunque acepta diferencias en cuestiones políticas. Añade que le están pidiendo que cumpla las normas y los estatutos de Podemos y considera que RB es un «partido instrumental» para concurrir a las elecciones. «Quien debe tomar las decisiones sobre el proceder del grupo en el Ayuntamiento son los órganos de Podemos y no los partidos instrumentales». Por eso espera que la Comisión de Garantías dilucide este problema interno.

Por su parte, la secretaria general, Erika Cadenas, considera que se trata de un procedimiento interno que resolverán el Consejo de Coordinación Autonómico y el Comité de Garantías. Cadenas subraya que «es falso que el consejo ciudadano municipal reclame fondos a RB, porque se trata de un partido independiente». Esto es contrario al contenido del primer expediente disciplinario y, como se ha indicado antes, ya no aparece en el segundo. «Otra cosa son las decisiones políticas», dice. Para Erika Cadenas, los expedientados «no han aceptado el resultado de la democracia participativa» que la ha elegido a ella como secretaria general.  

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos