Extremadura, el farolillo rojo de las artes escénicas

Concierto en la plaza Mayor de Cáceres. :: hoy/
Concierto en la plaza Mayor de Cáceres. :: hoy

La región es la que menos recauda por espectáculos de danza, teatro y lírica, y ocurre casi lo mismo con la música

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

El último anuario de la SGAE es un puñetazo en el centro del estómago de las artes escénicas y musicales en Extremadura. Al menos en el aspecto económico. La Sociedad General de Autores y Editores lo publicó hace unas semanas, y cuesta encontrar en él una clasificación en la que la comunidad autónoma no ocupe una de las últimas posiciones.

Más

Entre el teatro, la danza y el género lírico (ópera y zarzuela) generaron una recaudación de 606.000 euros en la región durante el año 2016. Es la cifra más baja del país si se exceptúa a Ceuta y Melilla, y además, está a cierta distancia de la segunda en esta lista, que es La Rioja, que superó los novecientos mil euros. Con un factor a tener en cuenta: Extremadura la triplica en número de habitantes (1.079.920 frente a 315.381, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística).

Conviene considerar este último dato a la hora de interpretar otra clave: el número de espectadores. 114.613 sumaron las artes escénicas en la región en el año 2016. Son tres mil más que La Rioja y casi ocho mil más que las Islas Baleares, que sí tienen una población similar. En número de representaciones, la comunidad también es tercera por la cola. Fueron 447, frente a las 324 de Cantabria y las 282 de La Rioja.

El único apartado en el que la comunidad no aparece al final de la clasificación es en la música coral

En el otro extremo de estas clasificaciones, los números son muy diferentes. En la Comunidad de Madrid se recaudaron durante el año 2016 más de 113 millones de euros, la cifra más alta del país. Se superaron las 16.000 actuaciones, que reunieron a más de cuatro millones y medio de espectadores. En Asturias, que tiene 45.000 habitantes menos que Extremadura, la recaudación superó los tres millones de euros, o sea, cinco veces más que en la región.

Por disciplinas

Al desglosar estos datos en disciplinas artísticas, las conclusiones no son muy distintas. La comunidad autónoma es la que menos recauda en todos los capítulos. En teatro fueron 556.394 euros, esto es, el 92 por ciento del total generado por las artes escénicas. La danza reportó 28.218 euros, y la ópera y la zarzuela, un total de 21.994 euros.

Son cantidades irrisorias en comparación con las de la mayoría del país. La segunda autonomía que más recaudó por representaciones del género lírico fue Navarra, que alcanzó unos ingresos que casi triplican a los de Extremadura, pese a tener poco más de la mitad de habitantes. La segunda que más obtuvo por espectáculos de danza fue La Rioja, que rozó los 42.000 euros, o sea, un cincuenta por ciento más que la región. Y en teatro, el segundo lugar en la tabla empezando por abajo es de nuevo para La Rioja, que con un tercio de la población extremeña recaudó más de 725.000 euros, frente a los 556.394 extremeños.

Esta posición marginal de la comunidad autónoma se repite, no totalmente pero sí en gran modo, cuando se analizan los datos referidos a la música. La SGAE distingue seis apartados, y Extremadura es la que menos dinero ingresa en cuatro: en clásica (114.283 euros obtenidos en 109 conciertos), en sinfónica (53.017 en 48 citas), en música de cámara y solista (13.513 en 41) y también en la de bandas y rondallas (648 euros en cuatro sesiones). En el epígrafe de música popular en vivo, solo mueve más dinero que La Rioja, aunque supera en espectadores (casi 320.000 en el año 2016) a tres autonomías. El único apartado en el que la comunidad sale de su posición irrelevante en el panorama nacional es en el de música coral, en el que logra situarse en la mitad de la tabla según la recaudación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos