Hoy

Una sombra de duda que distrae las salidas a Valdivia y Sierra de Fuentes

Hubiera o no amaños en el choque veraniego entre Jerez y Badajoz o se llegue a alguna conclusión en la investigación, lo que no cambia es que este domingo regresa el fútbol. Jerez y Badajoz viajan a Valdivia y Sierra de Fuentes con un hueco de la mente ocupada en la espinosa controversia. Los templarios juegan en el Primero de Mayo (16.30 horas) con el propósito de proseguir su buena marcha de resultados ante Extremadura B y Montijo, mientras los pacenses se desplazan hasta San Isidro, feudo del Amanecer (16.00 horas), para un nuevo examen que conceda más credibilidad a su reacción.

El Amanecer espera ávido la visita del Badajoz para intentar dar la sorpresa de la jornada. Equipo muy compacto que tan solo ha cedido una derrota en su campo, la sufrida en la primera jornada frente al Cacereño. «Recibir al Badajoz es muy motivante», explica el entrenador José Romero, que prevé un partido igualado y no cree que el Badajoz vaya a pasar ante los suyos como una apisonadora: «Creo y espero que será un partido muy competido. Se lo pondremos lo más difícil que podamos», confía el técnico, que tiene la única ausencia segura de Víctor Herrera, por sanción.

Baja destacada en el Badajoz, por el gran momento que atravesaba, será la de Joaqui Flores debido a una rotura fibrilar. Es el único futbolista que no está convocado en una lista en la que sí aparecen nombres como el de José Ángel o Joselu. A tres puntos del líder Cacereño, los blanquinegros acumulan tres victorias consecutivas, las tres por idéntico marcador, 3-0.