Hoy

Un partido como otro cualquiera donde nadie vio nada extraño

Nadie que estuviera allí, al menos el día del partido, notó ni dijo nada extraño respecto a la cita del 21 de agosto entre Jerez y Badajoz. Un partido como otro cualquiera en el que los pacenses se impusieron por un 1-3 que ya campeaba al descanso y en el que no ocurrió nada reseñable salvo los clásicos errores que cometen incluso las estrellas o grandes profesionales de este deporte. El presidente del Jerez sólo recuerda la superioridad del adversario, algo que quedó reflejado en la crónica de aquel día de este diario, mientras el del Badajoz, que jugó de rojo, no vio nada raro desde el palco y fue un mes después cuando comenzó a escuchar rumores.