Extremadura tiene su primer parque eólico