«Si no hubiera vuelos desde Badajoz, no habríamos ido a Canarias»

Los viajes a Tenerife desde Extremadura comenzaron ayer con 85 viajeros de los 90 que permite la aeronave

Los viajeros comenzaron a llegar a partir de las once de la mañana a facturar su equipaje. :: / CASIMIRO MORENO
José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

Las grandes maletas, los grupos numerosos y la ropa veraniega que se veía en el aparcamiento ya indicaban que los viajeros no eran los habituales del puente aéreo con destino a Madrid o a Barcelona. «Cómo se nota que somos de Badajoz», reía una viajera mientas cerraba el maletero de su coche después de escuchar los alegres saludos de varias personas que, en voz más alta de lo normal, repetían: «Nos vamos a Canarias».

En la jornada de ayer comenzaron los vuelos desde Badajoz con destino a Tenerife. Para este viaje inaugural, la aeronave –con capacidad para 90 pasajeros– desplazó a 85 personas. La mayor parte realizaba el viaje como parte de sus vacaciones y la comodidad de poder coger el vuelo en Extremadura era la frase más repetida en las conversaciones durante la espera. «Viajas desde tú ciudad, no tienes que pensar en pasar la noche antes en Madrid o en Sevilla si el vuelo sale muy temprano y a la vuelta estás directamente en casa», exponía Teodoro Sánchez, que viajaba con su mujer y sus dos hijas, minutos antes de embarcar.

El desplazamiento al aeropuerto en los coches particulares era otra constante. El aparcamiento es gratuito y fueron muchos los que ayer llegaron en su propio vehículo hasta la misma puerta de la terminal. «Está al lado; dejamos aquí el coche y tiene vigilancia las 24 horas por la Guardia Civil», comentaba Judith Perdigón tras facturar sus maletas.

«Dejamos el coche en el aparcamiento; volar desde aquí es mucho más cómodo»

«Dejamos el coche en el aparcamiento; volar desde aquí es mucho más cómodo» Ramón López

«Llevamos un paquete de viaje, no sé lo que cuesta el billete de avión por separado»

«Llevamos un paquete de viaje, no sé lo que cuesta el billete de avión por separado» Mari Carmen Silva

«El vuelo es más caro que desde Madrid, pero compensa porque evitas desplazarte»

«El vuelo es más caro que desde Madrid, pero compensa porque evitas desplazarte» Teodoro Sánchez

La misma opción tomaron la familia de Teodoro o Ramón López, que viajaba junto a su mujer. «Es muy cómodo», insistía López, que se mostraba muy tranquilo a escasos momentos de subir al avión pese a no haber volado nunca. «Si no hubiera esta posibilidad desde Badajoz, no habríamos ido a Canarias, hemos viajado mucho pero siempre en nuestro coche», remarcaba este pacense.

El taxi fue otro de los métodos utilizados para llegar hasta el aeropuerto por algunos vecinos de Badajoz. «La carrera nos ha costado 22 euros; nada si lo comparamos con el gasto que supone ir a otra ciudad», destacaba Pilar Corchado, otra viajera.

Desde más lejos llegó hasta el aeropuerto uno de los grupos más numerosos. «Somos diez y venimos de Barcarrota», decía Mari Carmen Silva, rodeada de algunas de sus acompañantes. Ellas son unas veteranas de la terminal extremeña. «Desde aquí hemos ido a Palma de Mallorca y a Barcelona», en palabras de Silva, que consiguió un acuerdo general al mencionar que para ellas, todas por encima de los sesenta años, era más sencillo que sus familiares les acercaran a Badajoz que tener que ir hasta Madrid o Sevilla.

Tamaño

A las doce y media se vació la cafetería, apenas media hora antes del despegue. Hasta ese momento, los viajeros apuraron el tiempo ante un café. Esta posibilidad que permite un aeropuerto de pequeñas dimensiones es otra de la características que agradecen los viajeros, sobre todo los de más edad, que eran los más numerosos en este primer vuelo entre Badajoz y Tenerife.

De la misma forma, el tamaño de la infraestructura posibilita no tener que acudir con demasiada antelación para obtener la tarjeta de embarque y facturar. Pese a ello, los trabajadores del aeropuerto sí recomiendan que se acuda con tiempo para hacer los trámites necesarios y evitar aglomeraciones de última hora. «No son necesarias dos horas como en lugares mucho más grandes», apuntaba Sánchez.

Si la comodidad, el aparcamiento gratuito o evitar desplazamientos a otras ciudades son las notas positivas más comentadas, el precio es la crítica más común entre los pasajeros. Aun así, muchos no conocían ayer cuál era el precio de su billete. «Vamos con un paquete de viaje cerrado, en el que entran el hotel y los desplazamientos, por lo que no sé cuánto cuesta el avión por separado», explicaba Silva.

Los pocos que en este primer vuelo sí habían pagado el billete aparte reconocían que era más caro que desde otros aeropuertos más grandes. «Los compramos casi cuando salieron y nos han costado 150 euros ida y vuelta cada uno; muy parecido al precio que tenía en Sevilla, pero más caro que en Madrid, desde donde hay muchos vuelos», detallaba Judith Perdigón, junto a su pareja y su hija pequeña.

También sabía el precio Daniel Rodríguez, residente en Tenerife (con lo que tiene una tarifa especial) que lleva cuatro años en Badajoz. «He pagado 120 euros por el viaje de ida, bastante más que en otras ocasiones en otros aeropuertos», aportaba.

En el mayor precio influye que solo hay cuatro vuelos mensuales entre Extremadura y Canarias, únicamente los martes. Los viajes de ida y vuelta para agosto se podían comprar ayer por más de 700 euros, muy alejados de los 350 que costaban en Sevilla. Aún así, los usuarios consideran que el resto de ventajas compensa ese coste superior.

Un 57% más de pasajeros que en 2018

El aeropuerto de Badajoz registra en el acumulado anual un 57,7% más de pasajeros que hace un año. En total, hasta el mes de junio, han viajado desde la capital pacense 36.606 personas, según datos de Aena. Esta cifra es la más alta de la última década y se trata del tercer ejercicio consecutivo de ascenso tanto en número de viajeros como de vuelos operados. Los seis primeros meses del año suman 1.360 operaciones frente a las 907 que hubo en 2018, un crecimiento del 49,9%. El número de pasajeros alcanzó el mínimo de la serie, siempre entre enero y junio, en 2013, con solo 3.907 personas. Por el contrario, en 2006 y 2007 se superaron los 40.000 pasajeros en los primeros seis meses del año. Una cifra que comenzó a descender paulatinamente hasta 2013.