Los extremeños del Gobierno de Sánchez

El trabajo de una decena de puestos técnicos y altos cargos, pendiente de las elecciones del 28 de abril | La ministra Valerio, el secretario de Estado de Política Territorial Sánchez Amor o el director de patentes y marcas Gil Celedonio, entre los afectados

Magdalena Valerio, Ignacio Sánchez Amor, José Antonio Gil Celedonio y María Antonia Trujillo/HOY
Magdalena Valerio, Ignacio Sánchez Amor, José Antonio Gil Celedonio y María Antonia Trujillo / HOY
J. L. G.

Para el Gobierno de Pedro Sánchez trabajan más de una decena de extremeños. Ocupan diferentes puestos en este ejecutivo que podría ser el más breve de la democracia si el resultado electoral del 28 de abril no es favorable al PSOE de Pedro Sánchez. Unos tienen rango de alto cargo y otros son profesionales contratados para labores más técnicas. Su jefe de gabinete, Iván Redondo, pasó en Extremadura la etapa comprendida entre 2011 y 2015 al servicio del PP, una etapa de gobierno en la que seguramente aprendió a captar perfiles para diseñar un ejecutivo.

Al más alto nivel en el equipo titular del presidente del Gobierno está Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, nacida en 1959 en Torremocha (Cáceres). Aunque gran parte de su carrera profesional la desarrolló en Castilla la Mancha, donde ha sido consejera de varias áreas, esta licenciada en Derecho y exdiputada tiene a sus padres aún en este pueblo cacereño. El próximo sábado, día 23, además, podrá inaugurar una calle con su nombre.

Con un perfil claramente político y directamente vinculado con Extremadura en su carrera profesional figura el exdiputado socialista Ignacio Sánchez Amor. Natural de Jaraíz de la Vera, fue vicepresidente de la Junta entre 2004 y 2007 y de los primeros en ser designados como parte del equipo de primera fila del presidente del Gobierno. Sánchez Amor fue nombrado secretario de Estado de Política Territorial, que prácticamente equivale a ser el número dos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública que dirige la catalana Meritxell Batet.

De este mismo ministerio depende Yolanda García Seco, delegada del Gobierno en Extremadura e Ingeniera agrónoma e Ingeniera Técnica Agrícola por la Universidad de Extremadura.

Otro extremeño considerado alto cargo del Gobierno de Pedro Sánchez es José Antonio Gil Celedonio. Este pacense es director de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Es Licenciado en Historia (especialidad Contemporánea) por la Universidad Complutense de Madrid. Perteneció a juventudes Socialistas, cursó Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática (MAEC) y, entre otros puestos, ha prestado servicios en el Consulado General de España en Lima.

La exministra Trujillo o el exconsejero Navarro fueron los últimos en incorporarse

En las páginas de HOY Gil Celedonio ha estado presente por varios motivos: Obtuvo el premio extraordinario nacional de Bachillerato en 2005 o el de mejor orador del país en 2009.

Nacido en Trujillo, pero con una carrera profesional desarrollada principalmente en Madrid aparece José Ramón Plaza Salazar. Este alto cargo del Ministerio de Defensa es inspector de Hacienda y, entre otros cargos, fue subdirector general de Planes y Fondos de Pensiones entre 2003 y 2005. En la actualidad ocupa el cargo de Secretario General Gerente del Instituto Social de las Fuerzas Armadas.

A Marruecos y a Enresa

Por otro lado, María Antonia Trujillo, la que fuera ministra de Vivienda durante el gobierno de Zapatero, fue elegida en octubre del año pasado como consejera de Educación en la delegación diplomática en Rabat (Marruecos). Además de diputada nacional y autonómica, Trujillo, de Peraleda del Zaucejo (Badajoz), fue consejera de la Junta con Rodríguez Ibarra de presidente.

Igualmente, otro extremeño seleccionado para colaborar con el proyecto de Pedro Sánchez cuando la legislatura ya había echado a andar fue José Luis Navarro, quien hasta julio del año pasado era el consejero de Economía de la Junta. En este caso este pacense nacido en Jerez de los Caballeros fue llamado para presidir una empresa pública, Enresa, una entidad dedicada a la gestión de residuos nucleares.

Puestos técnicos

Otros profesionales designados para trabajar en el Gobierno de Sanchez no son extremeños, pero han trabajado en la región, como es Francisco Gómez Loarte (Talavera de la Reina, Toledo, 1974), que durante la legislatura de Monago (2011-2015) ejerció de director general de Relaciones Informativas y Comunicación del Gobierno regional. Persona de confianza de Iván Redondo en Extremadura, éste lo llamó para trabajar con él en su gabinete para defender el proyecto socialista de Pedro Sánchez el año pasado.

En este nuevo cargo algunos no pasaron por alto su anterior beligerancia contra el PSOE cuando defendía la gestión del PP de Monago, por lo que salieron a la luz decenas de tuits antes de que fueran borrados.

Por otro lado, el puestos más técnicos hay extremeños como Juan Francisco Caro y Antonio Serrano. El primero es experto en datos, ha trabajado como asesor en distintos departamentos de los gobiernos de Ibarra, Vara y Monago, con el que fue director general de Política Económica y director del Instituto de Estadística de Extremadura entre 2014 y 2015. Posteriormente Iván Redondo lo fichó para su consultora entre los años 2015 y 2017 como analista de datos demoscópicos y sociodemográficos.

Por su parte, Serrano trabajó como asesor en comunicación del consejero de Fomento, José Luis Quintana del gobierno de Vara, y en la actualidad, tal y como reza en su perfil de LinkedIn, es coordinador del departamento de comunicación con los ciudadanos en el gabinete del presidente del Gobierno de España.