La central de incendios forestales controla los fuegos desde Cáceres