El Nuevo Vivero se pone 'guapo'