El Ministerio de Justicia llega tarde a la Memoria Histórica

Envía cartas a 55 municipios para que se adapten a la ley, aunque muchos ya lo han hecho y critican la descoordinación

Señal de acceso a Guadiana del Caudillo, cuyo alcalde defiende que cumplen la ley./HOY
Señal de acceso a Guadiana del Caudillo, cuyo alcalde defiende que cumplen la ley. / HOY
ROCÍO ROMERO BadajozÁLVARO RUBIO Cáceres

El Ministerio de Justicia ha enviado cartas a 55 municipios extremeños reclamando que eliminen los vestigios franquistas o envíen un certificado justificando que carecen de cualquier recuerdo de la dictadura. Sin embargo, mucha de las localidades ya han eliminado los recuerdos de la sublevación, la Guerra Civil o el Franquismo.

De hecho, este jueves mismo, el grupo en el Senado de Compromís envió un listado que reducía a tres las localidades extremeñas pendientes de adaptarse a la Memoria Histórica. En Badajoz solo apunta a la ciudad y recoge que doce localidades pacenses han cambiado sus calles. Para Cáceres señala que mantienen restos en El Gordo y Navalmoral de la Mata, mientras que 34 localidades se han adaptado ya a la ley. Compromís lleva el recuento de los cambios en el callejero nacional.

Esos datos contrastan con los que usa el Ministerio de Justicia, que ha enviado requerimientos a 55 municipios extremeños. Quince de ellos se encuentran en la provincia de Badajoz, de los que solo tres se han negado a borrar los restos que determinó la Diputación de Badajoz. A consecuencia de ello, Badajoz, Guadiana del Caudillo y Villafranco (pedanía de Badajoz) han perdido las subvenciones provinciales. El resto de municipios ha aceptado el mandato de la Diputación y ha cambiado los vestigios que la institución ha determinado.

El Ministerio no señala restos en sí, como hizo la Diputación al elaborar un catálogo de la provincia pacense, sino que se basa en las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE) del callejero del censo electoral. La última fue publicada en julio. El INE, por su parte, negó este jueves haber elaborado ningún estudio específico sobre calles relacionadas con la sublevación, la dictadura o el franquismo.

HOY ha tenido acceso a varias de esas cartas remitidas a los ayuntamientos, donde Justicia pide que recaben los vestigios franquistas que hay en su municipio y los retire, o que acredite la no existencia de simbología de exaltación. Las misivas las firma el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez.

Pero, como se ha indicado antes y según los datos de la Diputación de Badajoz, solo quedan tres localidades en la provincia con restos de este tipo. Una de ellas es Guadiana del Caudillo, que este jueves respondió en otra carta al Ministerio. Replicó que cuenta con un catálogo de vestigios aprobado por el Pleno y que nadie presentó alegación a ese documento. Por lo que es firme. En él se recoge que no hay vestigios de exaltación, sino que las placas recuerdan la creación e inauguración de la localidad.

Por su parte, el alcalde de Badajoz, Francisco Fragoso, defiende que la ciudad cumple con la Ley de Memoria Histórica.

Según el listado proporcionado por la Delegación del Gobierno, Justicia ha remitido cartas a 40 ayuntamientos cacereños. Sin embargo, entre ellos se incluyen localidades que ya han cambiado el nombre de calles y plazas. Uno de los casos más llamativos es el de Carrascalejo. Hasta octubre había cuatro vías que hacían referencia al General Mola, al Generalísimo, a Calvo Sotelo y a José Antonio. Hoy se llaman calle Real, Plaza de la Iglesia y de la Terraza, Torre de la Mora y avenida de Guadalupe, respectivamente. «Aprobamos hace cuatro meses el cambio y lo comunicamos al catastro. Hace una semana recibimos la carta y no nos debería haber llegado. Hay falta de coordinación», dice Amador Álvarez, alcalde de Carrascalejo.

Desde otros municipios más grandes que han recibido la misiva critican la «desactualización» del Ministerio. Es el caso de Plasencia. En su Ayuntamiento aseguran que ya se han aprobado los cambios de nombres de calles que se refieren al franquismo. De hecho, en junio de 2018 aprobaron que las vías Millán-Astray y Calvo Sotelo pasaran a llamarse Del Cordel y Leopoldo Calvo Sotelo. «Este jueves enviamos nuestra respuesta y hemos incluido detalles sobre los que puede haber dudas. Si hay que hacer cambios los haremos», destacan.

Por la prensa

Por otro lado, hay ayuntamientos que lamentan haberse enterado de esta situación por la prensa. «No hemos recibido ninguna carta. Parece que es una campaña demagógica en vez de una cuestión institucional» apunta Laureano León, concejal de Cultura en Cáceres. En esa ciudad se creó una comisión para analizar qué vestigios franquistas quedaban y el resultado se entregó a principios de 2018. Sin embargo, la mayoría de cambios que se recomendaban en ese trabajo no se han hecho. «Estamos trabajando en ello», asegura Laureano, que no especifica qué trabajo están realizando ni si habrá más cambios.

En Navalmoral de la Mata, tampoco habían recibido la carta de Justicia. Esta localidad es una de las que más vías franquistas tiene en su provincia. En mayo de 2017 el PSOE presentó una moción para cambiar 14 calles, pero no tuvo el respaldo suficiente en el Pleno. «Esta petición del Ministerio nos dará fuerzas para hacer cambios y esperamos que la comisión de expertos de la Diputación nos dé seguridad jurídica», apunta Iñaki Rodríguez, portavoz de este ayuntamiento gobernado por el PSOE.

La Diputación de Cáceres sacó recientemente a concurso un servicio para buscar símbolos que contravengan la Ley de Memoria Histórica en la provincia. El objetivo es elaborar un informe que será analizado por la comisión de expertos que forme la institución. A él se han presentado dos empresas, pero ha quedado desierto. La Diputación vinculará los vestigios a la concesión de subvenciones, como ha hecho la de Badajoz.

Los 55 municipios

Badajoz
Acedera, Badajoz, Cristina, Fuentes de León, Helechosa de los Montes, Montemolín, Montijo, Peñalsordo, Puebla de Alcocer, Rena, Torrehermosa, Villanueva de la Serena, Zarza-Capilla, Guadiana del Caudillo, Villafranco del Guadiana.
Cáceres
Casas de San Millán, Collado de la Vera, Abadía, Navalvillar de Ibor, Aceituna, Alcántara, Belvís de Monroy, Cáceres, Carrascalejo, Casares de las Hurdes, Casas de Don Gómez, Casas de Miravete, Casas de San Antonio,Conquista de la Sierra, El Gordo, Fresnedoso de Ibor, Galisteo, Garvín de la Jara, Guijo de Coria, Hinojal, La Aldea del Obispo, Ladrillar, Mohedas de Granadilla, Moraleja, Navalmoral de la Mata, Oliva de Plasencia, Peraleda de San Román, Plasencia, Ruanes, Salvatierra de Santiago, Santa Cruz de la Sierra, Santibáñez el Alto, Saucedilla, Torrequemada, Viandar de la Vera, Villa del Campo, Villamiel, Villanueva de la Sierra, Villar de Pedroso y Hervás.