Felipe VI defiende en Yuste una Europa «más unida, más fuerte y más efectiva»