El extremeño olvidado de la Generación del 27

Un libro recupera la obra de Núñez de Herrera, empleado de Correos que perteneció al grupo literario 'Mediodía'

De pie, Murube, Porlán y Núñez de Herrera, y sentados, Collantes de Terán, Juan Sierra y Pablo Sebastián. : /Imagen del interior del libro 'Estampas. Literatura y periodismo de vanguardia'
De pie, Murube, Porlán y Núñez de Herrera, y sentados, Collantes de Terán, Juan Sierra y Pablo Sebastián. : / Imagen del interior del libro 'Estampas. Literatura y periodismo de vanguardia'
ÁLVARO RUBIOCáceres

Federico García Lorca, Rafael Alberti o Gerardo Diego son figuras conocidas por todos los que han leído algo sobre ese grupo de poetas y escritores españoles que se dio a conocer en el panorama cultural de 1927. Protagonizan libros de texto, obras y sus nombres se escriben a menudo en las pizarras de las aulas. De ellos se ha hablado mucho. Sin embargo, esta constelación, la de la Generación del 27, estuvo formada por más autores y no solo por los que han ocupado la primera fila de la Historia.

Eso es lo que revela el libro que acaba de publicar el historiador cacereño César Rina, el periodista cultural sevillano José María Rondón y el director onubense de la editorial El Paseo David González. Bajo el nombre 'Estampas. Literatura y periodismo de vanguardia', rescatan la figura del extremeño Antonio Núñez de Herrera. Nacido en el municipio pacense de Campanario el 22 de marzo de 1900, al que presentan como un autor de vanguardia que desarrolló una parte de su vida cultural en Badajoz.

«Él, que fue un escritor en corto de pensamiento largo y duradero, comenzó de funcionario de telégrafos y poco antes de cumplir los treinta se vistió de periodista en el Noticiero Sevillano, en La Libertad, en el Heraldo de Madrid. Pronto se hizo un sitio en aquellas redacciones por la vía de lo diferente, ya que gastaba una prosa moderna, con otro afán en el adjetivo y muy lejos de la calderilla de los ocasionalistas de la época», apuntan Rina y Rondón en la introducción de este libro, que recoge los artículos periodísticos y la única obra de Núñez de Herrera, la titulada 'Teoría y realidad', que ofrece una mirada moderna y progresista de la Semana Santa sevillana.

Nacido en Campanario el 22 de marzo de 1900, compartió literatura y comidas históricas con autores como Collantes de Terán y García Lorca

Nacido en Campanario el 22 de marzo de 1900, compartió literatura y comidas históricas con autores como Collantes de Terán y García Lorca

También incluye una introducción biográfica que han desarrollado tras dos años de trabajo. Para ello han investigado en el Archivo de la Biblioteca de la Residencia de Estudiantes de Madrid, en el Militar de Guadalajara, en el de Correos y en el Histórico de Sevilla.

Con ese trabajo han descubierto aspectos que nunca antes se habían contado. «Tiene una biografía apasionante. Escribió muchos artículos que ponen de manifiesto la carrera periodística que desarrolló en Extremadura durante los años veinte», asevera Rina.

Núñez de Herrera en una comida en la que también se puede ver a Lorca.
Núñez de Herrera en una comida en la que también se puede ver a Lorca. / IMAGEN DEL INTERIOR DEL LIBRO

En 1925, comenzó publicando artículos de opinión en 'El Correo de la Mañana', un diario de Badajoz de corte conservador. A partir de 1926 su pluma destacó entre las páginas de la edición pacense de 'La Libertad', un periódico de tono progresista. Semanalmente publicaba textos literarios en el rotativo y fue el 18 de noviembre de 1927 cuando redactó una antología de la poesía moderna en la que se refiere a la Generación del 27. «Probablemente sea una de las primeras antologías literarias realizadas sobre ese grupo. Publicó poemas de autores como Federico García Lorca, Rafael Alberti, Adriano del Valle o Dámaso Alonso», destaca el historiador.

Por esa época, Núñez de Herrera ya se había trasladado a Sevilla y se había convertido en uno de los miembros activos del 'Mediodía', el grupo literario más representativo de la Generación del 27 en la capital andaluza. Despunta por una literatura de vanguardia y en su revista el campanariense escribió numerosos textos. Incluso era una de los que se encargaba de coordinar la publicación. «Está muy vinculado a todos los autores del 27, hasta tal punto que muchos de ellos le dedicaban poemas», detalla Rina.

Especifica que tuvo mucha relación con poetas de la Generación del 27 como Joaquín Romero Murube, Rogelio Buendía Manzano y Alejandro Collantes de Terán, entre otros. De hecho, existen varias fotografías que ponen de manifiesto las reuniones, comidas y cenas que compartían. Una de las últimas a las que asistió fue el 25 de abril de 1935 en la caseta de La Venta de los Gatos, organizada por la Tertulia del Arenal. Alrededor de esa mesa estuvieron poetas como Federico García Lorca y Jorge Guillén.

Banquete del grupo 'Mediodía'. Núñez de Herrera, de pie y el centro y con pajarita.:
Banquete del grupo 'Mediodía'. Núñez de Herrera, de pie y el centro y con pajarita.: / IMAGEN DEL INTERIOR DEL LIBRO

Esa reunión es solo un ejemplo de algunas en las que estuvo presente este hombre de huesos de perfil, tal y como se aprecia en las imágenes. Y así lo describen César Rina y José María Rondón en la biografía que desde el pasado lunes, 12 de noviembre, se puede leer. En ella se refieren a su estilo. «A él le bastaba con relatar lo que tenía más o menos cerca desde una prosa táctil, dibujada con precisión de palabras y sin arrebatos grandilocuentes».

Pasó gran parte de su vida en Sevilla pero escribió artículos en periódicos de Badajoz entre 1925 y 1927

Durante la República dirigió dos periódicos, 'Semanario Crítica' y 'Pueblo'. Sin embargo, eso no fue suficiente para mantenerse tan vivo en el tiempo como lo hicieron otros autores de su generación. «En los libros de literatura e historia de Campanario no se le menciona como un personaje célebre. Aunque publicó en esta región e incluso ocupó cargos como el de administrador del club de fútbol Badajoz, poco o nada se ha escrito de él en esta tierra», apostillan los tres autores. Ellos han tenido la oportunidad de hablar con familiares de Núñez de Herrera. Algunos viven en Sevilla y hasta hace muy poco no conocían la labor literaria que desarrolló.

Cena en el Café Nacional. Núñez de Herrera en primer plano con el número 8. Aparecen, entre otros, Rafael Porlán (12), Collantes de Terán (10) y Rafael Laffón (7).
Cena en el Café Nacional. Núñez de Herrera en primer plano con el número 8. Aparecen, entre otros, Rafael Porlán (12), Collantes de Terán (10) y Rafael Laffón (7). / IMAGEN DEL INTERIOR DEL LIBRO

«Fue un autor que nunca tuvo padrino y su vida no ha transcendido tanto porque lo que más ha llegado del 27 es la generación de poetas y no de narradores, aunque es evidente que está en el seno de ese grupo», coinciden los autores de esta publicación. Ellos se refieren a él como una pluma reconocida en la época a nivel nacional. «Sin embargo, no ha pasado a la historia y solo se le recuerda como un personaje que escribió de la Semana Santa sevillana», lamentan. «Debería estudiarse en las escuelas», coinciden.

Murió de pulmonía el 23 de julio de 1935 en Montegordo (Portugal), un pueblo situado cerca de Villareal de Santo Antonio, donde han encontrado su partida de enterramiento. Pese a marcharse joven, dejó una obra periodística de vanguardia en Extremadura. Sin embargo, en 1936 la Guerra Civil lo silenció casi para siempre. Hoy su pluma, de algún modo, vuelve a ocupar las páginas de un periódico.

 

Fotos

Vídeos