El cereal afronta una nefasta campaña por producción y precios