«Soy villanovense de toda la vida y emigrante de primera generación»

Antonio Huertas nació hace 54 años en la calle Alfareros, de la localidad villanovense, aunque se crió en la en el número 87 de la calle Valdivia. «Soy villanovense de toda la vida y emigrante de primera generación. Mis padres, Felipe y Carmen, son bastante conocidos. Son personas mayores, con una salud envidiable, que han estado toda la vida tratando de que sus hijos desarrollaran una vida profesional en lo que fuera. Al final, los dos nos fuimos fuera a trabajar».

Hasta los 18 años estuvo en Villanueva y nada más acabar sus estudios de Derecho en Salamanca, Huertas entró en Mapfre y ahí sigue. «Tuve la suerte de tener muchas oportunidades, de tener muchas referencias en mi vida y también de aprovechar esas situaciones que se van dando, que me permitieron adaptarme a procesos, aprendizajes, a países diferentes, pudiendo desarrollar mi trabajo en la mejor empresa que he conocido y que es en la única que he trabajado».

Lo que tiene claro Huertas es que «Villanueva para mí es una referencia siempre, y cada vez que puedo vengo aquí y paseo por esos rincones donde tengo tantos recuerdos de mi niñez y de mi adolescencia, como el barrio de mis abuelos o el colegio El Cristo, donde estudié».