Los usuarios de la estación de autobuses ya pueden ser atendidos en la planta baja

Panorámica de la estación tras su reforma. :: fran h./
Panorámica de la estación tras su reforma. :: fran h.

FRAN HORRILLO

Los usuarios de la estación de autobuses de Villanueva de la Serena ya disponen de todos los servicios necesarios centralizados en la planta baja del edificio.

Una infraestructura que ha sido remodelada, en una primera fase de actuación, por parte de la consejería de Medio Ambiente, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta y que ya tiene redactado el proyecto que permitirá, en meses próximos, continuar actuando en este edificio con una segunda fase.

La consejera, Begoña García Bernal, y el primer edil, Miguel Ángel Gallardo, visitaron ayer las instalaciones. Ambos, recordaron que la obra comenzó en enero del pasado año y concluyeron tras el verano con una inversión total de 220.000 euros, que ha permitido que todos los servicios se ubiquen en la planta baja de esta edificación, facilitando así el acceso a las mismas y ofreciendo más comodidad a los usuarios, especialmente las personas mayores.

Así, tras unas amplias cristaleras que separan las dársenas donde aparcan los autobuses, se ubica la zona de espera con una gran pantalla informativa de horarios, así como las taquillas, los baños y una zona que, en un futuro, podrá acoger una cafetería o quiosco. El resto del espacio disponible en la primera y segunda plantas del edificio tendrá otros usos que determinará el Ayuntamiento.

Gallardo recuerda que prácticamente desde su construcción, en el año 1980, no se habían acometido reformas en la estación, por lo que las instalaciones se habían quedado «obsoletas y con distribución ineficiente» de los distintos usos respecto a las necesidades y demandas actuales.

Proyecto de la segunda fase

Por su parte, García Bernal avanzó que desde finales de 2018, la Consejería tiene ya redactado el proyecto de la segunda fase de remodelación, que se centra en la unificación del aspecto exterior del edificio. Así, se llevará a cabo la ejecución de una rampa de acceso de doble tramo para salvar la altura y crear un itinerario peatonal que elimine la discontinuidad del acerado de la avenida Hernán Cortés.

Otra actuación prevista es la sustitución de la carpintería de vidrio de la primera y la segunda planta, lo que actualizará en gran manera el aspecto final del edificio y mejorará su eficiencia energética. Se culminará esta actuación con una limpieza de los paramentos del edificio y los pilares y posterior pintura de los mismos. El número de autobuses diarios aproximados que entran y salen de la estación es 100, de los cuales unos 90 prestan servicios autonómicos y 10 servicios de ámbito estatal.