Un taller de percusión ayuda a la inclusión de personas con discapacidad en Villanueva

Participantes en el taller de percusión de Inclusives. :: s. g./
Participantes en el taller de percusión de Inclusives. :: s. g.

SOLEDAD GÓMEZ

Un cajón flamenco, las palmas y ganas de aprender y disfrutar son los instrumentos necesarios para pasar una gran tarde practicando ocio inclusivo. Es lo que han hecho una veintena de usuarios de Inclusives que, durante tres días han participado en el taller de percusión dentro del proyecto 'Laboratorio de Arte'. El objetivo ha sido el de acercar un instrumento musical a personas con discapacidad de una forma «sencilla y lúdica», aprovechando el tiempo de ocio fuera de las horas lectivas del centro, como ha explicado la coordinadora del proyecto, Verónica Pintado. El lugar de impartición es el Espacio de Creación Joven de Villanueva, donde se han dado cita estos chavales, que acuden de forma voluntaria, para participar en actividades en sintonía con sus aficiones. Las sencillas y visuales lecciones de toque han corrido a cargo de miembros de la Peña Flamenca Diego Corraliza 'El Churraco', que colaboran con la actividad, la cual les aporta valores «no solo musicales, sino también emocionales, ya que hacen amigos, puesto que la música les une», ha apuntado Pintado. Incluso, en alguna de las sesiones se han sumado dos niños de 9 años, que han asistido con su propio cajón «para compartir con los chicos de Inclusives su afición», ha recordado la coordinadora.