La restauración de la capilla de Santa Isabel en Villanueva estará terminada la próxima primavera

Inicio de las obras en la capilla de Santa Isabel. :: S. G./
Inicio de las obras en la capilla de Santa Isabel. :: S. G.

SOLEDAD GÓMEZ

Las obras de remodelación de la capilla de Santa Isabel en Villanueva de la Serena se encuentran en plena ejecución después de que comenzaran las labores de desescombro hace aproximadamente un mes. La portavoz municipal, María Lozano, ha explicado que en estos momentos se está procediendo al «refuerzo del forjado de los pilares de este edificio histórico, para proceder a la construcción de la cubierta», la cual era inexistente desde hacía muchos años. Una vez concluidas las obras, que se prevén que se prolonguen hasta el mes de febrero próximo, se iniciará el acondicionamiento de los alrededores de este edificio, creando una zona ajardinada y con bancos. En cuanto al uso que se dará a la capilla, Lozano ha señalado que, aunque aún no está totalmente decidido «seguramente será para fines culturales y sociales». El inicio de la intervención, que estaba prevista a principios de año, se ha retrasado varios meses, debido a un comunicado emitido por Medio Ambiente, en el que se informaba del periodo de reproducción de unas aves protegidas que anidaban en dicho enclave. Por ello, hasta el mes de julio no ha sido posible contar con el permiso para iniciar las obras. Esta actuación, fruto del convenio de colaboración firmado por el alcalde Miguel Ángel Gallardo y el Obispado de Badajoz, cuenta con una inversión de más de 400.000 euros y cuyo periodo de finalización total de la capilla y el entorno, se espera para la próxima primavera.

La capilla de Santa Isabel fue construida en 1893 y originariamente se encontraba adosada al antiguo cementerio parroquial de Villanueva, hoy desaparecido. El edificio fue encargado por un matrimonio villanovense formado por Julián Escribano Sánchez y Ana Montero González, para honrar la memoria de su joven hija fallecida, tal y como reza en la placa de bronce colgada en el frontal del edificio. La capilla fue advocada a Santa Isabel, el nombre de su difunta hija. El edificio está recogido en el catálogo de Bienes de Protección de Inmuebles del Plan General de Villanueva.