Las obras de la carretera de Guadalupe se reanudan tras modificarse el proyecto

Carretera de Guadalupe con las señales de obra. :: f. h./
Carretera de Guadalupe con las señales de obra. :: f. h.

FRAN HORRILLO

Las obras de la carretera de Guadalupe, que estaban paralizadas desde el pasado mes de noviembre, se reanudaron ayer. Así lo confirmó el alcalde villanovense, Miguel Ángel Gallardo, que apuntó durante la jornada de ayer lunes hubo operarios instalando la señalización pertinente. Por tanto, si el tiempo lo permite, la obra que ejecuta la Junta de Extremadura empezará a coger ritmo a partir ya de esta misma semana.

En concreto, se ha procedido a hacer un modificado del proyecto inicial, ya que la solución que se había planteado para la losa del canal del Zújar, que está justo al lado de la calzada, no era la más idónea y, por tanto, se ha tenido que recomponer el proyecto. «La solución prevista no era lo suficientemente resistente para el tránsito de esta carretera. Por tanto, aunque entiendo el malestar de los empresarios con negocios allí, considero que una administración pública tiene que actuar con responsabilidad y haber continuado en con el proyecto inicial hubiera sido una locura, tras comprobar el estado de oxidación en el que estaba la losa por debajo», apunta el primer edil.

Escollos

El alcalde también recuerda que «se han salvado los escollos referentes a la propiedad, así como con la comunidad de regantes, ya que como no llueve se seguía dando riego a las diferentes parcelas, mientras que también se ha llegado a un acuerdo amistoso con Al Lado, por una cuestión que les afectaba».

Por tanto, Gallardo señala que «se ha dado la tormenta perfecta, con una serie de condicionantes, que han motivado que la obra haya estado tanto tiempo parada».

Fue en la segunda semana agosto del año pasado cuando dieron comienzo las obras de desdoblamiento de la carretera de Guadalupe, financiadas por la Junte de Extremadura. Obra que el pasado mes de febrero fue adjudicada a la empresa extremeña Balpia en su primer tramo de unos 600 metros, por un importe de 2.061.283 euros más IVA, con dos años de garantía, y que tiene un plazo de ejecución de 18 meses.

Con esta actuación, se habilitarán cuatro carriles en la calzada. Además, se incluyen vías de servicio, acerados y carril bici, jardineras, iluminación y mobiliario urbano.