Más de un millón de euros se invertirán en la renovación del saneamiento de la calle Santiago, en Villanueva de la Serena

Nuevas tuberías que se están instalando. :: f. h./
Nuevas tuberías que se están instalando. :: f. h.

Al ser considerada una obra de «urgencia y emergencia», se adjudicó de forma directa a Aquanex, algo con lo que está en contra IU

FRAN HORRILLO

Desde hace unas semanas están en marcha las obras de sustitución de tuberías de saneamiento y otras conducciones en la calle Santiago de Villanueva de la Serena. Una actuación muy demandada por los vecinos de esta calle que en época de abundantes lluvias tenían que sufrir, en muchos casos, las inundaciones de sus viviendas ya que el agua llegaba a entrar en sus casas por la escasa capacidad de las tuberías y el mal estado que presentaban debido al deterioro por el paso del tiempo.

El pasado otoño, sin ir más lejos, los bomberos y la Policía Local tuvieron que acudir en varias ocasiones para ayudar a los vecinos a achicar el agua.

Pues bien, en el pleno del pasado mes de diciembre, y en su punto sexto, se dio luz verde al acuerdo de la junta de gobierno local del 9 de noviembre para adjudicar de forma directa a la empresa Aquanex estas obras de renovación del saneamiento en la calle Santiago, por un total de 1.074.000 euros. En concreto, esta actuación contó con los votos a favor de los concejales del PSOE y del PP, y en contra de la edil de IU.

El alcalde, Miguel Ángel Gallardo, insistió en señalar que este asunto es una urgencia y una emergencia a la que hay que dar respuesta lo más rápido posible y, cómo precisó, «aunque se podría haber adjudicado directamente porque así lo permite la ley; hemos dado los pasos necesarios que nos garantizaban la actuación y nos da seguridad jurídica al proyecto».

De hecho, Gallardo afirmó en el pleno que «si había una obra urgente y emergente en Villanueva esa era la de la calle Santiago o si no que se lo pregunten a los vecinos».

El portavoz del PP, Manuel Lozano, aseguró que «en ningún momento hemos puesto en duda la necesidad y urgencia de acometer esta obra y, de hecho, quizás vayamos un poco tarde en el tiempo». No obstante, hace una precisión técnica al señalar que «lo único que pedimos es que se incorpore al expediente un informe jurídico que justifique que la actuación se ajusta a derecho y que esta encomienda de gestión que se hace a una empresa para hacer una obra que debería hacer una administración, no se saque a licitación».

Informe inválido

Desde IU, por su parte, se coincide en que la obra es necesaria aunque, como precisa Encarna Muñoz, «se justifica la adjudicación directa en un informe inválido en sí mismo, pues no está emitido por un técnico funcionario público y tras declarar que el saneamiento de la calle Santiago es deficiente, recomienda que las obras se realicen por situación de emergencia y así poder colocar la adjudicación dentro de la Ley de Contratos».

Es por ello, por lo que IU señala que «la justificación de emergencia, no se sostiene por la Ley de Contratos en su artículo 120, que sólo permite esta calificación por causa de acontecimientos catastróficos, grave peligro o de defensa nacional». Y en este sentido, Muñoz recuerda que «el esperpento se consuma cuando se sabe que las deficiencias evidentes vienen de abril de 2018». Por ello, Muñoz aclara que han votado en contra de «estos despropósitos, pero no en contra de la realización inmediata de las obras».