La legislatura se cierra con balance desigual de los tres grupos en la corporación de Villanueva de la Serena

FRAN HORRILLO

La corporación municipal de Villanueva de la Serena celebró ayer el último pleno ordinario de la presente legislatura, que se cierra con un balance desigual por parte de los tres grupos políticos con representación en la misma.

La portavoz del equipo de gobierno socialista, María Lozano, califica la legislatura como «fructífera y próspera para la ciudad, desde el punto de vista de puesta en marcha de nuevos servicios e infraestructuras, así como de la gestión de futuros proyectos para la ciudad».

De nuevas infraestructuras, por ejemplo, Lozano destaca la puesta en marcha del palacio de congresos «que hemos dotado de contenido con un nuevo modelo de gestión» o el nuevo campo de fútbol de césped artificial.

El portavoz del PP, Manuel Lozano, resalta el aspecto institucional. «El hecho de haber formado parte de la corporación y haber defendido los intereses de nuestra ciudad ha sido, sin duda, positivo. Y además es de agradecer las buenas relaciones que ha habido con el resto de grupos de la corporación».

No obstante, en cuestiones de gestión, los populares consideran que «Villanueva no ha avanzado y se nos va quedando atrás, sobre todo en cuestiones de desarrollo económico, ya que si una ciudad quiere prosperar necesita que su economía, su industria y su comercio funcionen y avancen y eso no ha ocurrido aquí». «Está muy bien el tener las calles muy bien preparadas y todo muy bonito, pero lo importante es que la gente tenga trabajo y nuestros jóvenes tengan oportunidades de empleo, algo que no ha ocurrido en esta legislatura, por tanto en ese sentido el balance no ha sido muy positivo», agrega el popular.

Por último, para la portavoz de Izquierda Unida, Encarna Muñoz, «ha sido todo un honor representar a los vecinos de Villanueva en el Ayuntamiento». Sin embargo, califica el mandato de «rodillo del Partido Socialista, con actitudes y formas de dictadura, por lo que consideramos la participación ciudadana y de la oposición ha sido nula».

Falta de transparencia

En este sentido, Muñoz apunta que «siempre hemos defendido la transparencia y la honestidad y hemos denunciado en todas las ocasiones que hemos podido la falta de transparencia en muchos contratos en el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena y las convocatorias de empleo y hemos denunciado desde el minuto uno la privatización del agua, con contratos que han adjudicado fuera de ley». Es por ello, por lo que Izquierda Unida considera que «el Ayuntamiento no se ha gestionado desde el punto de vista de la democracia real».