La labor de la escuela profesional 'El Molino I' llega a su ecuador

Alumnos de la escuela trabajando en el molino. :: f. h./
Alumnos de la escuela trabajando en el molino. :: f. h.

En estos meses los trabajos se han centrado en la zona exterior, recuperando el cerramiento perimetral del viejo molino de aceite

FRAN HORRILLO

El pasado mes de diciembre comenzó su actividad la escuela profesional 'El Molino I', que acoge a un total de 45 desempleados, que durante doce meses están compaginando su formación con la realización de diversos trabajos de rehabilitación. Una actividad que ha llegado a su ecuador. Esta escuela profesional tiene como principal objetivo iniciar la recuperación del antiguo molino de aceite, ubicado en Avenida de los Deportes y que es de propiedad municipal desde que se realizó la actuación urbanística en este enclave. Es uno de los muchos molinos de aceite que la ciudad tuvo, pero que con el paso del tiempo cayó en desuso.

En estos meses los principales trabajos se han centrado en la zona exterior, recuperando el cerramiento perimetral del molino y sus dependencias, así como los espacios en los que se iban depositando las aceitunas para posteriormente pasar al molino. Gran parte de la maquinaria original del molino la dejaron los anteriores propietarios en el interior y en otra fase de la escuela taller se prevé recuperar. En este caso, la segunda parte ya está solicitada por parte del Ayuntamiento. Los trabajos actuales son de albañilería y de electricidad, y de cara a la segunda fase de la escuela profesional se contará con alumnos en las especialidades de albañilería, calderería y pintura.

El alcalde villanovense, Miguel Ángel Gallardo, visitó la escuela, que se encuentra en su ecuador, y de esta forma quiso conocer de primera mano el trabajo de estos alumnos. Gran parte del trabajo se ha centrado, en las primeras semanas, en ir recuperando todo el material posible, especialmente ladrillos antiguos, además de afianzar algunos espacios y trabajar en todo el perímetro de la edificación. Se están consolidando muros y acondicionando toda la zona exterior, como ha destacado Esther García, directora de la escuela.

Centro de interpretación

El objetivo final es que sea un lugar donde los ciudadanos puedan conocer cómo eran estos molinos de aceite, por lo que se pretende contar en este espacio con un centro de interpretación. Así lo confirmó la portavoz del gobierno, María Lozano, cuando anuncio la petición de la segunda parte de la escuela: «La idea es continuar con este bonito proyecto, creando un aula de interpretación multiusos, que sirva como algo complementario».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos