«Ha sido increíble y nos hemos quedado con ganas de volverlo a intentar»

Jesús Hidalgo, José Luis Pineda y Jesús Mansilla en el Elbrus. :: HOY/
Jesús Hidalgo, José Luis Pineda y Jesús Mansilla en el Elbrus. :: HOY

Los tres montañeros villanovenses cuentan su experiencia en el intento de subir al Elbrus

ESTRELLA DOMEQUE

Lo mejor: «Haber conocido gente tan diferente y amable en Rusia, gente que nos ha ayudado mucho. Los paisajes tan soberbios y coincidir con el Mundial de Rusia». Y lo peor: «La climatología que nos ha hecho sufrir bastante, no nos dejó alcanzar la cumbre, incluso pasamos tres días aislados en un valle. Allí estás vendido por el clima».

Es la experiencia de Jesús Hidalgo, Jesús Mansilla y José Luis Pineda, tres montañeros villanovenses, que hace unos días se lanzaron a la aventura de subir al monte Elbrus, una montaña situada en la cordillera del Cáucaso en Rusia, que con una altura de 5.643 metros es la cima más alta de Europa.

«Un poco triste, porque no depende de lo preparado que vayas, depende también de la meteorología y los días que teníamos pensado hacer cumbre ha sido imposible, así que, un poco frustrados por eso», cuenta Jesús Hidalgo que matiza que, pese a ello, «hemos vivido cosas increíbles y nos hemos quedado con ganas de volverlo a intentar».

La expedición estaba programada del 1 al 9 de julio, con salida desde la localidad de Terskol, ubicada cerca de la frontera asiática y europea, concretamente a 2.100 metros de altura. Pero, desde el principio, la climatología hizo que los planes se fueran torciendo. Así, los tres montañeros intentaron hacer cumbre casi sin haberse aclimatado, para evitar el mal tiempo previsto para el día en el que pensaban hacer cumbre. Pero tuvieron que desistir.

Imposible hacer cumbre

«Y ya, el día que íbamos a hacerlo se puso a nevar y era imposible, no se veía nada», recuerda Hidalgo, que reconoce que pesó más la cabeza que el corazón, «porque perderte allí puede ser jugarse la vida».

No obstante, en el Elbrus las temperaturas pueden llegar a alcanzar los 50º bajo cero de sensación térmica, con nieblas casi diarias que complican el ascenso. En estos días, los termómetros fueron más amables, pero pese a ello, los valores eran de 15 a 20 grados bajo cero.

Estos tres montañeros tienen una dilatada experiencia, han ascendido picos como el Mont Blanc ubicado en los Alpes franceses, el Aneto, el Mulhacén, el Monte Perdido, Torre Cerredo y otras cumbres españolas. Se les resiste de momento el Elbrus, pero prometen volver a intentarlo, pues la experiencia ha sido muy positiva. «Nos quedamos con todo lo que hemos vivido allí, con esos paisajes y esa montaña inmensa, y la vuelta por Moscú, que ha sido algo enriquecedor y maravilloso», cuentan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos