La feria de día de Villanueva de la Serena mantiene su gran tirón en Santiaguito

Medina Azahara también congregó a muchos seguidores./E. DOMEQUE
Medina Azahara también congregó a muchos seguidores. / E. DOMEQUE

Un año más, desde su creación en 2012, volvió a ser una de las citas de mayor afluencia

ESTRELLA DOMEQUE

Empezó hace siete años como un complemento para Santiaguito, pero la feria de día tiene ya entidad propia como fecha señalada en las fiestas patronales de Villanueva de la Serena. No faltó música, diversión y ganas de pasar el día entre amigos, pero sí faltó a la cita del sábado el calor de los años anteriores. Una bajada de temperaturas que se agradeció entre los miles de asistentes que abarrotaron la plaza de España desde el mediodía y hasta el anochecer.

El calor sofocante de otras ediciones dejó paso a una jornada fresca en la que, pese a ello, se agradecían los toldos y difusores de agua instalados en la céntrica plaza. Y la fiesta no pudo empezar mejor, con los ritmos desenfadados de Los Mickis de Utrera que convirtieron un día cualquiera de julio en el regreso a una época pasada con su particular guateque. Los sevillanos se encargaron de iniciar la fiesta y subir los grados de diversión. No faltaron canciones como 'Un rayo de sol', 'Si yo tuviera una escoba', una versión diferente del éxito de Nino Bravo 'Un beso y una flor' o su singular interpretación de 'I will survive'.

Y de Utrera a Córdoba sin moverse de una plaza de España ya con los decibelios por las nubes para recibir a Medina Azahara. El emblemático grupo de rock andaluz no tardó en conectar con un público cada vez más numeroso, aunque diferenciado. Por una parte, en las primeras filas, los incondicionales de la banda; en los laterales muchos que querían disfrutar algo más alejados del tumulto; y al fondo, rodeando la estatua de Pedro de Valdivia, los que preferían tener el concierto de fondo en una conversación entre amigos.

A los pies de la Iglesia de la Asunción, el grupo encabezado por Manuel Martínez comenzaba con su icónico tema 'Paseando por la mezquita', después llegarían otros de los más conocidos como 'Necesito respirar' o 'Todo tiene su fin'. El concierto también tuvo su final, momento en el que sus seguidores dieron un paso atrás, pero la plaza siguió igualmente concurrida para el cierre con TribooPop.

Se notaba que era el día grande de Santiaguito y la tarde dejó paso a una noche en la que el público se dividió entre el recinto ferial para acudir a atracciones, casetas y, también, al botellón; y otra parte siguió con el hilo musical que ofrecía el concierto de Ana Belén. Una cita muy esperada que atrajo a miles de personas para disfrutar de la elegante música de la cantante madrileña dentro de su gira Vida en la que deleitó con sus éxitos de ayer y de hoy.

Una jornada intensa que dio paso a la despedida más relejada del domingo, con el espectáculo piromusical como final de feria.