Los escritores extremeños abordan en Villanueva las «emergencias» de nuestro tiempo

Asistentes al Congreso de Escritores Extremeños en Villanueva. :: f. h./
Asistentes al Congreso de Escritores Extremeños en Villanueva. :: f. h.

La AEEx está celebrando este fin de semana su XII Congreso en Villanueva

FRAN HORRILLO

Villanueva de la Serena es este fin de semana el lugar de encuentro de las letras extremeñas. En concreto, es su Palacio de Congresos el que acoge la duodécima edición del congreso de escritores que organiza cada cuatro años la Asociación de Escritores de Extremadura (AEEx).

Una asociación, por otra parte, que cumple 35 años de existencia, y en cuya junta directiva están varios escritores villanovenses, como Antonio Reseco, Diego González o Susana Martín Gijón, que han puesto su granito de arena para que el citado congreso haya recalado en Villanueva. Así lo reconoce el presidente de AEEx, Juan Ramón Santos: «Una de nuestras intenciones es diversificar y acercarnos a localidades que hasta ahora no habían sido sede de actividades organizadas por la asociación. Ha habido congresos en Badajoz, Cáceres, Trujillo, Alburquerque o Plasencia, pero nunca en Villanueva. Esa es una de las razones por la que la hacemos aquí. Otra, la buena disposición tanto de la Diputación como del Ayuntamiento de Villanueva de la Serena, que desde el principio acogieron con interés la propuesta y desde entonces nos han ofrecido una ayuda inestimable, aunque en ello han colaborado también, desde luego, los compañeros de junta directiva de aquí, especialmente Antonio Reseco, el vicepresidente, que ha llevado a cabo una labor extraordinaria sin la cual organizar este congreso habría sido sencillamente imposible».

En este encuentro literario, que se clausura hoy domingo, se están dado cita más un centenar de escritores, tanto de nuestro país como del vecino Portugal.

Un congreso en el que se está debatiendo sobre los nuevos modelos narrativos y la literatura emergente, poniendo especial atención a los nuevos lenguajes del feminismo y la poesía.

Precisamente, el congreso se presentaba bajo el paraguas de una palabra: emergencia. Un término que tiene su significado, como aclara Santos: «Este título que le hemos puesto a nuestro congreso se presta a distintas interpretaciones e, incluso, a equívocos, y somos conscientes de ello. Nuestro interés fundamental es fijarnos, sobre todo, en lo nuevo, en lo que emerge, en un contexto de fenómenos sociales, culturales y económicos que van desde la crisis económica a la posverdad, pasando por la lucha decidida, y esperamos que definitiva, por la igualdad de género y que exigen una respuesta, también, desde la literatura. Unos fenómenos que, además, nos alertan, que en unos casos nos entusiasman y en otros nos preocupan, y que hacen saltar, en todos los casos, las luces de emergencia».

Una de las actividades 'estrella' de la jornada de ayer sábado fue la conversación que mantuvieron Manuel Vilas y Gonzalo Hidalgo Bayal. Una presencia justificada por parte del presidente de AEEx: « No cabe duda que en el área de la prosa una de las grandes emergencias ha sido la de la llamada autoficción, género o subgénero al que pertenece la última y exitosa novela de Manuel Vilas, 'Ordesa'. Aunque algo de eso había ya en libros como 'España' o 'Aire nuestro' y, quizá más aún, en poemarios como 'El hundimiento'. En el caso de Gonzalo Hidalgo es más difícil hablar abiertamente de autoficción, pero en un libro suyo tan importante como 'Campo de amapolas blancas' hay un evidente tratamiento de la experiencia vital. Aparte de eso, más allá de la autoficción, se trata de dos autores enormemente lúcidos, con una larga y consolidada trayectoria, a los que ha sido un auténtico placer escuchar».

Más