Detectar, avisar y solucionar en 24 horas

Los operarios colocan una señal caída y revisan una arqueta en un jardín tras los avisos al servicio 'Villanueva Avisa'. :: S. G./
Los operarios colocan una señal caída y revisan una arqueta en un jardín tras los avisos al servicio 'Villanueva Avisa'. :: S. G.

El servicio municipal 'Villanueva Avisa' resuelve problemas de desperfectos en la vía pública, alumbrado, semáforos, parques...

SOLEDAD GÓMEZ

Juan salía andar como cada mañana cuando de repente se tropezó con una baldosa que estaba suelta y casi se cae al suelo. En cambio, Irene, cuando jugaba con sus hijos en el parque y se dio cuenta de que a uno de los columpios le faltaba un tornillo, pudiendo suponer un peligro para los niños. Inmediatamente, ambos sacaron el móvil, le hizo una foto al desperfecto y se la enviaron al servicio 'Villanueva Avisa', indicando la ubicación y lo que ocurría. En menos de 24 horas, la baldosa y el columpio estaban arreglados. Decenas de llamadas y mensajes de este tipo se reciben a diario a través del correo electrónico o del whatsapp del servicio municipal del ayuntamiento de Villanueva de la Serena que se encarga a primera hora del día de revisar los mensajes y ponerle solución al problema. Y es , que en lo que va de año, han recibido cerca de 800 avisos en el teléfono 618 934 875, la mayoría de ellos vinculados con vías y obras, con casos relacionados con bordillos, señales de circulación, tapas de sumideros y el asfaltado de calles. En este caso, y según informa el concejal de Obras y Alumbrado, Arturo García, de enero a mediados de septiembre se han recibido 1.283 mensajes y llamadas de este tipo. El resto, 465 avisos, se refieren a temas de alumbrado como farolas fundidas, semáforos rotos o que no ven lo suficiente, o la iluminación de los edificios. Finalmente, algo mas de 130 mensajes están relacionados con el servicio de jardines, como la detección de plagas, mangueras o aspersores rotos o mal ubicados.

Y es que desde que se pusiera en marcha el servicio municipal 'Villanueva avisa hace ocho años por parte de la Concejalía de Urbanismo y Vías y Obras, ha ido ganando usuarios, desde los 20 avisos que se recibían el primer año en dos meses, hasta las cerca de 150 que puede haber ahora en un mes. Con este servicio, el Ayuntamiento pretende ofrecer al ciudadano la posibilidad de dar avisos de forma urgente sobre las deficiencias y desperfectos que existan en la vía pública «porque cuántos más ojos haya mirando y pendiente de la ciudad será mejor para todos». De ahí que agradezcan esa colaboración ciudadana «porque de otra manera no tendríamos manera de enterarnos».

Los responsables de cada servicio se reúnen diariamente a primera hora de mañana para revisar todos los mensajes recibidos durante el día anterior, mayoritariamente por servicio de mensajería rápida en el móvil. Es ahí donde se pone en marcha cada cuadrilla para tratar de dar la respuesta lo más rápido posible. En los casos que se refieren a señales o vallados que no han sido retirados, la colocación de espejos en calles con poca visibilidad o pasos de peatones desgastados «lo que hacemos es hablar con la Policía Local para que comprueben tales deficiencias y nos ponemos manos a la obra», especifica el concejal. Y cuando los avisos se refieren a baches en la calzada o cosas que requieren más tiempo, tomamos nota de ello y se va haciendo «en la medida de lo posible», aunque la mayoría se pueden resolver en 24 horas o en los días siguientes, comenta. Y en el caso de que se acumulen muchos mensajes, ya que hay épocas como el verano donde hay repuntes, porque hay más población en la ciudad se refuerza con personal extra.

Revisión los lunes y viernes

Un de las novedades es que últimamente se ha dado un impulso al servicio de parques infantiles, puesto que cada lunes se revisan todos los parques de la ciudad para comprobar si durante el fin de semana ha habido actos vandálicos. Lo mismo ocurre los viernes por la tarde, «que comprobamos si todo está a punto porque es el fin de semana cuando más se usan«. En este sentido, los padres con niños pequeños son quienes más avisan tras detectar deficiencias en los parques, como astillas en los bancos o cadenas de columpios rotas, ejemplifica Arturo García. Y si el problema es de mayor envergadura, intervienen los técnicos municipales realizando un primer informe. Una vez subsanado el problema, el Ayuntamiento se pone en contacto con el vecino que efectuó la llamada para comunicarle la resolución del mismo.