Culmina la sustitución de la cubierta del mercado de abastos de Villanueva

El alcalde y la consejera visitando a una frutera del mercado. :: f. h./
El alcalde y la consejera visitando a una frutera del mercado. :: f. h.

La próxima actuación que se acometa se centrará en la renovación de las cámaras frigoríficas

FRAN HORRILLO

El mercado de abastos de Villanueva de la Serena ya dispone de nueva cubierta, una vez que se han rematado las obras de sustitución de la misma gracias a la ayuda aportada por la Junta de Extremadura.

La consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García, acompañada del alcalde, Miguel Ángel Gallardo, visitó este viernes el mercado de abastos para ver el resultado de la citada obra de remodelación.

Gallardo señaló que el mercado de abastos es una «prioridad» para el equipo de gobierno y por ello ya han comenzado a trabajar en la mejora de esta infraestructura con la sustitución de la cubierta. Afirmó que se trata de una actuación enmarcada dentro del decreto de reformas de los mercados de abastos y para el que la Junta de Extremadura aportó una ayuda de 80.000 euros. El resto, hasta los 101.000 euros a los que ascendió la inversión, lo sufragó el Consistorio.

En breve, en una segunda fase, se acometerá la renovación de las cámaras frigoríficas, que son fundamentales para la conservación de los alimentos.

Por último, según el alcalde, se llevará a cabo un concurso de ideas para la reforma integral de este local ya que el deseo es que esta instalación comercial se convierta «en lugar de referencia para los ciudadanos». En este sentido, Gallardo destacó que con cargo a esta reforma no se construirán aparcamientos subterráneos, como se sugirió años atrás, ya que ya hay un aparcamiento a unos metros, en la calle Conventual.

Ventajas de los mercados

Por su parte, la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García valoró las ventajas de los mercados de abastos, ya que destacan por «la cercanía, la alta variedad de productos y la alta calidad de los mismos», aunque también admitió que ha sido un sector «que ha tenido que adaptarse a los nuevos cambios de consumo, a las políticas de distribución y a la implantación de las grandes superficies». Por ello, desde la Junta de Extremadura se están llevando a cabo diferentes actuaciones desde el 2016 para que los mercados de abastos sean cada vez más competitivos. Entre otras, una línea de ayudas para la rehabilitación, modernización y mejora de los mercados de abasto, de la que el de Villanueva de la Serena se ha beneficiado.