La Capilla del Santo Sepulcro de Villanueva de la Serena potencia su valor artístico con un cuadro de Andrés Pino

La Capilla del Santo Sepulcro de Villanueva de la Serena potencia su valor artístico con un cuadro de Andrés Pino

FRAN HORRILLO

La Capilla del Santo Sepulcro de Villanueva de la Serena se sigue poniendo en valor, ahora a través del arte. Y es que desde el pasado sábado 4 de mayo, en la citada capilla ubicada en la plaza de Santa Ana se podrá admirar la obra del artista Andrés Pino, titulada 'Eli, Eli, ¿lama sabactani?' (Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?).

Es una pintura de óleo con arena de playa sobre lienzo de lino tensado en bastidor de madera, cuya dimensión es de 146x114 centímetros. Una obra original, inspirada y basada en una fotografía cuyo título es 'O.L.V.I.D.O.' siendo su autora Mayte Calatea, amiga de Andrés.

Bernardino Blanco, Hermano Mayor de la Hermandad del Santo Entierro y Nuestra Señora de la Soledad agradeció a Andrés Pino por elegir esta capilla –sede de la citada hermandad– para que todos aquellos que lo deseen, puedan pasar a ver este cuadro cedido por su autor en un acuerdo «pionero» a nivel de cofradías en la ciudad.

Por otro lado, Blanco quiso poner en valor la decisión que, desde principios de este año, tomó la Junta de Gobierno de esta Hermandad, de abrir al público la Capilla del Santo Sepulcro, todos los sábados desde las 9.30 hasta las 13.00 horas. Desde entonces, como reconoce, el número de visitantes ha crecido permitiendo con ello, «que estas personas conozcan parte de la historia de la ciudad».‬‬‬‬‬‬

En este sentido, señala: «Creo que todas las asociaciones y agrupaciones de nuestra ciudad, ya sea de índole civil o religiosa, tenemos la obligación y la responsabilidad de contribuir al desarrollo y promoción de la ciudad, y la cultura es una de las palancas que debemos de potenciar, por lo que el patrimonio de nuestra cofradía debe ser aprovechado al máximo».

Por su parte, Andrés Pino, explicó el proceso de creación de esta obra, que nació a través de una petición de su madre y una fotografía de su amiga. Se mostró feliz de que, en la capilla de su calle, de su barrio y de su ciudad, haya una obra suya.