Antonio Huertas costeará dos becas de 12.000 euros cada una para alumnos villanovenses

Antonio Huertas con sus padres, su mujer, el alcalde y la edil. :: f. h./
Antonio Huertas con sus padres, su mujer, el alcalde y la edil. :: f. h.

El presidente de Mapfre España y Ángela, su mujer, pagarán estas ayudas de su bolsillo

FRAN HORRILLO

Antonio Huertas, presidente de Mapfre España y Medalla de Villanueva de la Serena, y su mujer, Ángela, becarán a partir del próximo curso 2019/2020 y de forma indefinida, a los dos estudiantes empadronados en la localidad villanovense que hayan obtenido la nota media más alta en sus calificaciones académicas de los dos cursos precedentes, para que puedan realizar sus estudios universitarios o de formación profesional de grado superior cuya residencia sea fuera de la ciudad.

Estas becas, concretamente dos por año, denominadas 'Becas a la Excelencia al Estudio Antonio Huertas Mejías' están dotadas para cada uno de los alumnos con 12.000 euros -3.000 al año- y son renovables hasta un máximo de cuatro cursos; siempre que el estudiante cumpla los requisitos de aprovechamiento. Se trata de unas ayudas económicas destinadas a sufragar los gastos de transporte, residencia, comedor, adquisición de libros o material académico, así como precios públicos de matrícula. Además del expediente académico de los aspirantes, se tendrá en cuenta la situación económica familiar.

De su bolsillo

El alcalde, Miguel Ángel Gallardo ha agradecido a Antonio Huertas el hecho de destinar, junto a su mujer, parte de su patrimonio personal para becar de su bolsillo a dos alumnos cada año, «que les permitirá estudiar y alcanzar así sus sueños». Además, Gallardo ha puesto en valor este gesto con el que también él quiere devolver parte de lo recibido por parte de su ciudad natal y «pese a que no está obligado a ello». Unas becas que están al margen de la entidad Mapfre y de su Fundación, las cuales preside.

Por su parte, Antonio Huertas ha reconocido que la «educación es el mejor ascensor social que existe» y se mostraba ayer convencido que «ningún joven debe dejar de estudiar por insuficiencia de recursos económicos familiares».

Por eso tanto él como su mujer han decidido hacer esta aportación, para que dos estudiantes «tengan esa tranquilidad». Por tanto, los mejor preparados y con más necesidad económica, serán los elegidos.