El PP alerta de la existencia de una escombrera junto a un colegio

Escombros en la parcela junto al colegio. :: g. p./
Escombros en la parcela junto al colegio. :: g. p.

El Consistorio aclara que se trata de una parcela municipal que se limpia a final de semana

FRAN HORRILLO

El Partido Popular ha denunciado públicamente la dejadez del equipo de gobierno del Ayuntamiento al consentir que la empresa a la que se le adjudicó la última fase de la reforma del barrio del Pilar esté convirtiendo la parcela, que se encuentra entre la rotonda de las Mimosas y el colegio Cervantes, en una escombrera. Allí, como advierte, se están vertiendo todos los escombros resultantes de la obra en cuestión.

Como indican los populares «mientras el Ayuntamiento exige a todos los constructores y vecinos que los desechos de las obras sean llevados a un centro autorizado para el tratamiento de estos vertidos, cuando se trata de las obras que contrata la propia institución municipal no mantiene esta exigencia».

Por otro lado, el PP resalta la cercanía de la escombrera con el colegio Cervantes, con la que dista apenas unos metros, y «el consiguiente peligro para los alumnos del centro, dado que el cerramiento de la misma es fácilmente desmontable».

El Partido Popular exige al equipo de gobierno que haga eliminar de forma inmediata todos los escombros vertidos en la parcela citada y proceda a la limpieza de la misma.

El Ayuntamiento de Villanueva ha salido al paso de esta denuncia y ha dejado claro que se trata de «una parcela de propiedad municipal en la que se están depositando los bordillos y ripios de las obras que se están llevando a cabo en el barrio del Pilar». En concreto se trata de la tercera fase de las obras de infraestructuras que suponen la mejora de la red de abastecimiento, saneamiento y el ensanchado del acerado.

Esta parcela, apuntan desde el Consistorio villanovense, «está establecida como zona de acopio de material, y ahí se depositan los restos que se extraen de la vía, y al final de la semana se procede a su recogida y a llevarlo, como no puede ser de otra forma, al centro autorizado para el tratamiento de este tipo de vertidos».