Adiós después de más de tres lustros al servicio de Villanueva

Juan Cruz y Elvira Moraga, el pasado miércoles en el salón de plenos. :: fran h./
Juan Cruz y Elvira Moraga, el pasado miércoles en el salón de plenos. :: fran h.

Los socialistas Elvira Moraga y Juan Cruz se despiden como ediles de la Corporación

FRAN HORRILLO

Esta semana se celebraba la última sesión plenaria de la legislatura en Villanueva de la Serena y dos concejales que integran la corporación municipal dijeron adiós al salón de plenos, que han frecuentado, al menos una vez al mes, durante más de tres lustros. Se trata de Elvira Moraga y de Juan Cruz, ediles socialistas que no repiten en la candidatura de Miguel Ángel Gallardo.

Elvira Moraga ha estado al servicio de Villanueva como concejala la friolera de 18 años. Entró a formar parte del grupo municipal socialista sustituyendo a Juan Hidalgo en el año 1997, con Francisco García Ramos como jefe de filas, y solo se ausentó de la lista del PSOE en la legislatura de 2011 a 2014. Y, como asegura, ha llegado el momento de decir adiós: «Aunque siempre estaré a disposición de mi partido, para mí es un punto y final. Personalmente ha sido un orgullo haber trabajado para mejorar la vida de mis vecinos y hacerlo al lado de Miguel Ángel Gallardo, del que he aprendido mucho, pues es un gran político».

En este tiempo, Elvira ha ostentado numerosas delegaciones dentro del gobierno de Gallardo, pues fue concejal de Personal, de Vías y Obras, Medio Ambiente o Jardines. Como reconoce, quizás el momento más complicado fue cuando el PSOE volvió al gobierno en 2003: «Esa primera legislatura fue un poco convulsa hasta que Miguel Ángel se hizo con las riendas del partido y del Ayuntamiento».

Lo que si valora durante este tiempo es que «la forma de hacer política que se hacía antes de llegar Miguel Ángel, no tiene nada que ver con la actual, pues antes había mucha crispación y mucho enfrentamiento, algo de lo que se ha huido en los últimos años».

Este aspecto también es compartido por Juan Cruz, que ha sido uno de los fijos de las candidaturas de Miguel Ángel Gallardo desde 2003. Tras estos 16 años como concejal admite que «siempre manifesté mi intención de no participar en el folclore en el que se había convertido la política en Villanueva de la Serena y, afortunadamente, con los años hemos ido viendo cómo ha ido cambiando el cariz de los acontecimientos en el salón de plenos, convirtiéndose en una institución seria, responsable, sensata y exenta de la gresca a la que estábamos acostumbrados».

Ambos admiten que la retirada de la política activa, les permitirá tener más tiempo para su familia, y sobre todo para sus nietos. Aunque, en este sentido, Cruz es muy gráfico a la hora de explicar su adiós: «En política yo creo que es muy importante la coherencia. Y yo he dicho muchas veces, que a la gente que está calentando en la banda hay que sacarla a jugar y que los que llevamos mucho tiempo en política en primera línea, tenemos que dar un paso atrás para que esta gente pueda entrar en juego, ya que si no se van a aburrir y se van a ir. No obstante, yo siempre voy a estar a disposición de mi partido y de mi secretario general».