La flexibilidad de los usuarios de Aprosuba mejora con hipoterapia

Un usuario de Aprosuba-9 en plena sesión de hipoterapia. :: f. h./
Un usuario de Aprosuba-9 en plena sesión de hipoterapia. :: f. h.

Este es el quinto estudio que realiza el equipo de terapias ecuestres del centro villanovense y se desarrolló durante 16 semanas

FRAN HORRILLO

El equipo de terapias ecuestres del Centro de Educación Especial Nuestra Señora de la Aurora de Aprosuba-9 de Villanueva de la Serena ha demostrado en un reciente estudio científico nuevos beneficios de la hipoterapia, que se suman al importante estudio con el que demostró que esta modalidad ecuestre ayudaba a fijar el calcio en los huesos.

En este nuevo estudio, los datos recogidos de forma objetiva y analizados estadísticamente, evidencian la mejoría en cuanto a mayor flexibilidad en cada sesión de hipoterapia realizada y, a la vez, la permanencia en el tiempo de este beneficio en los usuarios.

Por tanto, a la luz de los resultados, el equipo de terapias ecuestres de Aprosuba-9 incluirá el factor flexibilidad como ítem de valoración para establecer el trabajo específico de hipoterapia para cada alumno y mejorar, por tanto, su calidad de vida.

Y es que, como se recuerda desde la asociación benéfica, «una buena flexibilidad es importante, por un lado, para evitar molestias y contracturas y, por otro, para mejorar la funcionalidad de las articulaciones, disminuyendo el riesgo de lesiones, aliviando los dolores y el estrés diario». Asimismo, entre otros beneficios, «promueve la relación y equilibra el tono muscular de las distintas zonas del cuerpo, para evitar desequilibrios físicos como, por ejemplo, los causantes de la escoliosis, dolores cervicales.».

Este estudio se inició una vez que los profesionales que componen el equipo de terapias ecuestres detectaron que los niveles de flexibilidad de los alumnos del centro educativo villanovense no estaban dentro de los parámetros estándar de flexibilidad.

Así pues, decidieron realizar este estudio con el objetivo de medir en qué grado podían mejorar dicha flexiblidad. Para ello realizaron una primera valoración para la que seleccionaron tres grupos: alumnos de 3º de Educación Primaria del CEIP Miguel de Cervantes de Villanueva de la Serena; otro grupo fue la totalidad de alumnos del centro educativo y, finalmente, los 5 alumnos que componen la población objeto del estudio y que tienen edades comprendidas entre los 8 y 11 años. Todos ellos con marcha independiente y que han realizado sesiones de hipoterapia con una serie de condiciones y criterios.

Este último grupo ha montado a caballo una vez a la semana con una duración de veinte minutos. Realizaron la monta sin ningún tipo de arnés, es decir, en contacto directo con la piel del animal. En cuanto a la evolución del caballo, fue siempre a paso, con la máxima velocidad y con la mayor amplitud posible. Además, realizaron ejercicios específicos de flexibilidad. En este caso, para medir la flexibilidad a nivel lumbar realizaron el test de Wells.

Plan de trabajo

El plan de trabajo se realizó durante 16 semanas. En cada sesión podían trabajar la flexibilidad utilizando dos métodos y aprovechando el calor que transmite el caballo.

Los cinco alumnos objeto de estudio fueron medidos antes de cada sesión y al finalizar. Por su parte, los dos otros grupos de niños sirvieron para realizar la comparativa y ver cual era la media normal de la misma, con el fin de obtener datos suficientes para cuantificar los resultados en un estudio estadístico.

Este es el quinto estudio que realiza el equipo de terapias ecuestres. En el primero comprobaron la relación entre la hipoterapia y la calidad y cantidad del sueño; en el segundo demostraron que con esta misma modalidad de equinoterapia se mejoraba el tránsito intestinal; en el tercer estudio demostraron los beneficios de la hipoterapia en los recorridos de los arcos articulares, y el cuarto estudio fue el anterior mencionado con el que demostraron que con esta modalidad de terapia ecuestre se fija el calcio en los huesos.

 

Fotos

Vídeos