La demolición de los pisos rojos sale a licitación

Buena parte de los pisos están tapiados para evitar ocupaciones. :: fh/
Buena parte de los pisos están tapiados para evitar ocupaciones. :: fh

El presupuesto es de 253.510 euros y se pueden presentar ofertas hasta este 17

FRAN HORRILLO

La empresa pública Urvipexsa ha licitado los trabajos de demolición de las 112 viviendas del Área de Renovación Urbana (ARU) del barrio de los Conquistadores, conocidos como los 'pisos rojos', en Villanueva de la SEl contrato conjunto incluye la redacción del proyecto, el estudio de seguridad y salud y la ejecución de las obras de demolición de los inmuebles.

El presupuesto base de licitación se eleva a 253.510 euros. En este caso, las empresas interesadas tienen de plazo hasta el 17 de junio para presentar sus ofertas. Una vez adjudicados los trabajos, el plazo de ejecución será de tres meses.

Esta licitación se produce una vez que la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo ha llegado a un acuerdo con las familias villanovenses afectadas por el proceso de realojo en el ARU de los Conquistadores para que abandonen estas viviendas sociales que se van a demoler y vivan temporalmente en pisos de alquiler del municipio, hasta que puedan ocupar en 2015 las nuevas viviendas que están en construcción en el barrio.

Urvipexsa y la UTE adjudicataria formada por las empresas Hermanos Moleón y Maycoex formalizaron en octubre pasado el contrato para la construcción de estas 20 primeras viviendas para el realojo en el ARU de los Conquistadores. Las obras se adjudicaron por un importe de 790.331 euros y consisten en la construcción de un nuevo bloque de viviendas de régimen especial.

Esta primera fase forma parte del proyecto de edificación de 136 viviendas de nueva construcción, promovido desde la Consejería de Fomento, tras analizar la situación del barrio y las necesidades en materia de infraestructuras del municipio.

Este ARU constituye una importante actuación desde el punto de vista urbanístico y social. Con él se solucionará el nivel de deterioro que sufren actualmente las 112 viviendas repartidas en dos bloques de pisos ubicados en esta barriada villanovense.

En la nueva urbanización, que dará respuesta al problema de estos pisos que no pueden ser rehabilitados, se construirán 136 nuevas viviendas. De ellas, 68, con unos 60 metros cuadrados, serán de régimen especial y estarán distribuidas en dos bloques, mientras que otras 68, de 90 metros cuadrados, serán viviendas unifamiliares de régimen general. La inversión total en esta ambiciosa operación urbanística en el solar del antiguo recinto ferial asciende a 14,7 millones de euros.