La lluvia tuvo en vilo a los asistentes a la romería de Piedraescrita

La carroza titulada 'El capitán Garfio' fue la ganadora de esta edición, al conseguir 50 puntos./
La carroza titulada 'El capitán Garfio' fue la ganadora de esta edición, al conseguir 50 puntos.

‘El capitán Garfio’ fue la ganadora del concurso de carrozas, que estuvo a punto de no celebrarse por primera vez en la historia

FRAN HORRILLO

La lluvia fue la invitada de excepción en la romería de Piedraescrita celebrada ayer por la mañana en Campanario. El agua tuvo en vilo a los campanarienses durante toda la mañana y, por primera vez en la historia, el espectacular y popular desfile de carrozas llegó a peligrar. Sin embargo, el claro en el cielo que tuvo lugar en torno a las doce de la mañana evitó que el desfile pasara a celebrarse el martes, como acordaron en una reunión matinal las partes implicadas en la fiesta, en caso de que la lluvia no cesara.

final, las carrozas, auténticas joyas artesanales, lucieron en todo su esplendor y pasadas la una y media hacía entrada en una abarrotada plaza de España la primera. Debido a las inclemencias meteorológicas se decidió dar una vuelta al recorrido previsto y no dos, por lo que una vez iban pasando por el balcón donde estaba el jurado, eran puntuadas.

El desfile de carrozas lo ganó la titulada El capitán Garfio, al sumar 50 puntos; La abeja Maya fue segunda con 49 puntos; Castillo de Disney fue tercera con 48 puntos; cuarta Aves del paraíso con 45 puntos; quinta Galeón troyano con 43 puntos; Entre costuras fue sexta con 42 puntos; Delicias pasteleras séptima con 41 puntos; El bodegón quedó en octavo lugar con 40 puntos; Tarta de chuches fue novena con 38 puntos; Manos a la obra décima con 37 puntos y La pecera, undécima, con 35 puntos.

A continuación desfilaron las caballerías, cuyos jinetes hicieron las delicias de los asistentes con sus filigranas sobre las monturas.</

Tras el desfile, muchos se fueron a pasar el día de campo en los alrededores de la ermita y otros optaron por irse a corralones y casas de campo, ante la amenaza de lluvia.

La historia

El estudioso local Juan Sánchez Huertas recoge en una publicación sobre la fiesta que no se sabe con certeza cuándo comenzó a celebrarse la romería. Las primeras noticias escritas que se tienen datan del 1595, por un escrito del Visitador Rodríguez Villafuerte

Como recoge Sánchez Huertas, la romería estuvo sin celebrarse desde 1850 hasta 1895 que se reanudó. Precisamente, hasta 1895 se celebraba el Martes de Pascua, y luego se pasó al Lunes. Además, recuerda que en 1925, en la Hoja Parroquial, el párroco Antonio Manzano Garías, se lamentaba que la Romería, que era un orgullo para los campanarienses, hubiera decaído mucho en aras de la fiesta de La Caseta. Sin embargo, desde los años 40 la romería vuelve a recobrar su esplendor, siendo declarada en 1989 Fiesta de Interés Turístico Regional.</