Villanueva celebra a lo grande su condición de cuna de la tortilla de patata

Aspecto de la tortilla gigante que se cocinó ayer en Villanueva. /
Aspecto de la tortilla gigante que se cocinó ayer en Villanueva.

Ayer se cocinó una tortilla de dos metros de diámetro en la que se usaron 1.500 huevos

FRAN HORRILLO

Villanueva de la Serena celebró ayer a lo grande su condición de cuna de la tortilla de patata. Y qué mejor que cocinando una tortilla gigante, en la que se utilizaron 1.500 huevos, 150 kilos de patatas, 10 kilos de cebolla y 20 litros de aceite. El resultado fue un 'tortillón' de unos 2 metros de diámetro y un grosor de 25 centímetros, del que salieron raciones para unos 1.200 de comensales.

Jorge Pérez, de la empresa La Bambina Catering, vino de Castellón y fue uno de los cocineros que se encargó de realizarla. Empezaron a cocinarla a las 10.30 de la mañana y en torno a la una del mediodía ya estaba acabada, aunque se esperó media hora para que cuajara del todo. El secreto para cocinar una tortilla tan enorme no fue otro que el de «pochar las patatas muy despacito, luego le hemos añadido el huevo, que ya venía líquido y pasteurizado, y tras cuajar y quitarse la humedad, le hemos puesto una plancha encima con carbón que ha permitido darle el aspecto dorado». Una tortilla que, al paladar, estaba exquisita.

No obstante, de cara al próximo año el reto está lanzando. Y es que hablando ayer con el Alcalde de Villanueva, Miguel Ángel Gallardo, que tuvo el honor de partir la tortilla, el objetivo será hacer ahora la tortilla más grande de Europa, de 4.100 huevos. Qué menos para la ciudad donde nació este delicioso manjar.

Sin duda, esta iniciativa gastronómica tan curiosa que se desarrolló ayer en el parque de la Constitución, fue la más destacada y llamativa dentro de los actos llevados a cabo desde el Ayuntamiento de Villanueva para poner en valor este exquisito manjar tan universal, que tuvo su origen en la localidad villanovense.

Por eso, durante esta semana, los distintos establecimientos hosteleros han estado ofreciendo tapas de tortilla de patatas a los clientes, mientras que ayer también se celebró un concurso de tortillas, con premios a la más grande, a la más elaborada y a la más original.

Fue en 2008, cuando el investigador del centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, Javier López Linage, señalaba al ilustrado villanovense José de Tena Godoy y Malfeito como inventor de la tortilla de patatas. Asimismo, éste databa la invención a finales del siglo XVIII, valiéndose de un documento firmado por el citado personaje del 27 de febrero de 1798, publicado en el Semanario de Agricultura y Artes dirigido a los Párrocos y en el que se hablaba ya del pan de patatas, que es el nombre que inicialmente tuvo la tortilla tal y como la conocemos hoy.

En honor a este vecino, el jueves el alcalde villanovense, acompañado por el Cronista Oficial, Antonio Barrantes, descubrió en la casa de cultura una placa en homenaje a José de Tena Godoy y Malfeito, en la que se recordaba que en una finca de la calle Carrera, sin determinar cuál, se creó en 1798 la tortilla de patatas. Siendo, por tanto, Villanueva de la Serena la cuna de este manjar conocido mundialmente y mostrando su orgullo por ello.