La Fiscalía pide 32 años para el acusado de prostituir a una menor en Arroyo

También solicita penas de cárcel para los familiares que le ayudaron y para los cinco hombres con los que mantuvo relaciones

JUAN SORIANOMÉRIDA.
Restos de la caseta donde ocurrieron algunos encuentros. ::                             BRÍGIDO/
Restos de la caseta donde ocurrieron algunos encuentros. :: BRÍGIDO

El pasado 4 de diciembre se cumplieron tres años de la liberación de una menor que había sido retenida y obligada a prostituirse en Arroyo de San Serván. El caso recibe ahora un impulso definitivo con el escrito de acusación de la Fiscalía de Mérida, que pide más de 128 años de cárcel para los doce acusados.

El fiscal que lleva el caso solicita 32 años para F. L., al que considera principal responsable de los hechos. Para tres hermanos que le ayudaron reclama 17 años de condena y para sus padres y una cuñada 12 años. Y para los cinco hombres que pagaron por mantener relaciones con la menor unas penas que oscilan entre 1 año y 2 años y tres meses.

Los hechos arrancan en la madrugada del 4 al 5 de octubre de 2010 en Madrid. La menor, que en aquel momento tenía 14 años, conoció a un joven rumano, F. L., quien estaba acompañado por su hermano, Z. L. A las pocas horas, el primero se declaró y pidió a la joven que se fuera con él a la localidad pacense de Arroyo de San Serván, a lo que accedió.

En esta población iniciaron una relación, pero al cabo de una semana la menor manifestó su deseo de volver a Madrid. F. L. se opuso y a partir de entonces la agredió sexualmente en varias ocasiones, propinándole golpes y patadas. Para evitar que se fuera, la amenazó y la obligaba a dormir desnuda. Los padres, los tres hermanos y una cuñada del principal acusado le ayudaron a retenerla. No le dejaban salir sola y le amenazaban con que recibiría una paliza si intentaba escaparse.

La Fiscalía sostiene que al cabo de un mes de su llegada a Arroyo de San Serván F. L. propuso a la menor, como si se tratara de un juego, ofrecer a españoles de la localidad a cambio de dinero favores sexuales que no llegarían a consumarse. Entre principios y mediados de noviembre de 2010 fue llevada a una caseta situada junto al vertedero, donde se encontraba M. M. P., quien entonces tenía 57 años. Negoció el precio de las relaciones, que quedó establecido en 50 euros. Al día siguiente volvieron al mismo lugar. Cuando la menor se dio cuenta de que no era ningún juego, se negó, pero fue obligada con amenazas.

Con P. M. C., de 67 años, ocurrió lo mismo. La joven alertó a ambos de lo que ocurría, pero ninguno denunció los hechos y en los días siguientes continuaron con las relaciones sexuales, pagando entre 30 y 40 euros.

La Fiscalía señala que en esas mismas fechas fue trasladada en tres ocasiones al ayuntamiento de Arroyo de San Serván, concretamente al despacho de F. I. C., quien tenía 69 años en 2010 y que en aquel momento era juez de paz de la localidad. El escrito de acusación recoge que realizó y recibió tocamientos, y que concertó un encuentro con penetración que no llegó a producirse.

Asimismo, la menor fue obligada a mantener relaciones en la vivienda de Daniel Moreno (quien se suicidó cuando salieron a la luz los hechos), tanto con éste en varias ocasiones como una sola vez con M. G. C., de 46 años, en este caso consistente en tocamientos. También tuvo conocimiento de las agresiones y no denunció.

Por último, tuvo un encuentro sexual con el ciudadano rumano M. L., quien tenía 30 años en 2010. También sabía que era menor de edad y que estaba siendo obligada.

Intento de huida

F. L. concertó relaciones con otras personas, e incluso cobró por ellas, pero no se llegaron a producir. Fue el caso de dos hombres que, al conocer que la joven estaba siendo retenida, amenazada y obligada a ejercer la prostitución, presentaron una denuncia. La Fiscalía señala que uno de ellos puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil el 15 de noviembre.

La menor consiguió escaparse de la casa donde estaba contra su voluntad y refugiarse en la vivienda de estos dos vecinos de Arroyo. Sin embargo, al día siguiente F. L., acompañado por sus tres hermanos, entró sin permiso, amenazó a los inquilinos con un cuchillo y se llevó a la joven tras golpearla.

Estos hechos ocurrieron en fecha no determinada, entre mediados y finales de noviembre. La niña fue rescatada el día 4 de diciembre por un policía local fuera de servicio de Arroyo de San Serván cuando se preparaba una operación de la Guardia Civil y la Policía.

La Fiscalía aprecia seis delitos distintos: agresión sexual, por el que pide 15 años al principal acusado; detención ilegal, por el que solicita ocho años para F. L. y sus familiares; un delito continuado de prostitución y corrupción de menores (para los que promovieron las relaciones), por el que pide cuatro años para los siete implicados; otro de prostitución y corrupción de menores (para los que pagaron por las relaciones), con penas que van de 1 año a 2 años y tres meses; y allanamiento de morada en concurso con amenazas, por los que reclama 5 años para F. L. y sus tres hermanos.