Un festival como reedición del Día de Extremadura

Esta propuesta se quiere realizar el 12 de octubre

J. SÁNCHEZ
Miguel Urbina junto a representantes empresariales. ::
                             JSP/
Miguel Urbina junto a representantes empresariales. :: JSP

Tan solo, por ahora, es una idea plasmada en papel. A pesar de ello, cuenta con el respaldo de empresarios locales. También se ha firmado un convenio de colaboración con el Ayuntamiento. Se trata del festival de Extremadura que se quiere llevar a cabo en la ciudad trujillana. La fecha pensada para su celebración es el 12 de octubre, aunque la intención es que dure más de un día. Así lo presentó ayer el promotor de este proyecto, Miguel Urbina, en el Parador de Turismo, acompañado por representantes de diversos negocios del municipio. Para Urbina, consiste en reeditar al Día de Extremadura que se hacía en la ciudad trujillana hace 20 años, pero con una versión actualizada, con nuevas actividades y una nueva forma de financiar y gestionar el evento, así como nuevas formas de participación. Esta propuesta está liderada por la entidad 'Rutas de Extremadura'.

El eje vertebrador del festival sería una muestra de las fiestas más emblemáticas de la región representadas por sus mismos protagonistas, como el Jarramplas, las Carantoñas y los Empalaos. Todo ello debería ir aderezado con un programa de conciertos, actividades culturales, como congresos y exposiciones, además de exhibiciones deportivas y degustaciones, explica el promotor. Se tiene pensado realizar una gran concurso de la tapa.

Si se cumplen las expectativas, llegarían unas 400 personas solo para representar a la región en las alternativas propuestas, además de miles de visitantes. La inversión prevista puede ascender a unos 300.000 euros. Eso sí, Urbina matiza que cada actividad debe tener su partida económica y debe ser viable. No se olvida de que el festival «está pensado por empresarios y cada actividad debe ser un pequeño negocio».

Aunque la idea surgió hace años, ahora es cuando se pretende hacerla realidad. Se lleva unos dos meses dando forma al proyecto. La primera labor ha sido la realización de un sondeo para saber una posible respuesta de empresarios de la hostelería. Mediante esta labor, diez hoteles y otros tantos restaurantes han mostrado su conformidad con la iniciativa y con la financiación que podrían realizar. Además, se ha conseguido la colaboración del Ayuntamiento. Ahora, el siguiente paso es tener el apoyo de la sociedad. Urbina considera necesario que Trujillo «dé un paso adelante» y que la región acompañe. Apunta que cada uno debe aportar lo que pueda. Insiste que la hostelería de la ciudad debe jugar un papel importante en este proyecto. No se olvida del apoyo necesario de otras poblaciones, así como de las mancomunidades, diputaciones y de la Junta de Extremadura, que se debería encargar de la promoción en el exterior, según el promotor. El 25 por ciento del presupuesto está previsto que salga de las instituciones públicas. El resto debe provenir del sector privado a través de diversas fórmulas.

Fotos

Vídeos