La noche en que sirvió cava una trapecista

Numerosas autoridades políticas se mezclaron con personajes del mundo del arte como pintores, escultores, escritores y poetas El espectáculo aéreo de Kaleido destacó en la velada de los Premios Ciudad de Badajoz

NATALIA REIGADASBADAJOZ.
1. Una trapecista del grupo Kaleido sirve una copa de cava al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso. 2. El presidente de la Junta con gran parte de la corporación municipal de Badajoz.                          3. Los ediles Coslado y Rodríguez de la Calle, el nuevo superintendente y Miguel Luna con sus esposas.                          4. Los asistentes admiran la danza aérea representada por el grupo Kaleido en la entrega de premios.                          5. El espectáculo incluía piezas de circo y también canciones en distintos idiomas.                          6. Los concejales de la oposición Miranda, Sosa, Segovia, Cabezas y Rufo en el vino de honor./
1. Una trapecista del grupo Kaleido sirve una copa de cava al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso. 2. El presidente de la Junta con gran parte de la corporación municipal de Badajoz. 3. Los ediles Coslado y Rodríguez de la Calle, el nuevo superintendente y Miguel Luna con sus esposas. 4. Los asistentes admiran la danza aérea representada por el grupo Kaleido en la entrega de premios. 5. El espectáculo incluía piezas de circo y también canciones en distintos idiomas. 6. Los concejales de la oposición Miranda, Sosa, Segovia, Cabezas y Rufo en el vino de honor.

Los Premios Ciudad de Badajoz 2013 serán recordados por muchos como la noche en que les sirvió cava una trapecista. El grupo Kaleido, especializado en espectáculos musicales con aire circense, protagonizó la velada. Primero, durante el acto oficial, desafiaron la gravedad haciendo danza aérea colgados de unas telas y sin arnés. Luego llegó la gran sorpresa. Durante el vino de honor dos de las chicas se colgaron de unos trapecios y servían copas de cava a los invitados desde las alturas.

Las trapecistas fueron la sensación de la noche. Una vez servidos, muchos curiosos se quedaban a su alrededor para ver cómo llenaban la copa de los políticos. El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, colaboró gustoso y se dejó hacer la foto. El gran momento llegó cuando el presidente de la Junta, José Antonio Monago, pasó bajo las trapecistas pero siguió adelante sin pararse.

El presidente autonómico fue acompañado a la velada artística por la consejera de Cultura, Trinidad Nogales. En cuanto al alcalde, contó con el apoyo de la mayoría de la corporación municipal, incluida gran parte de la oposición. Asistió también la concejala de Cultura de Elvas, Victoria Branco. Destacó la presencia del nuevo superintendente de la Policía Local, Rubén Muñoz, que debutó en la vida social pacense junto a su esposa.

La gala de entrega de premios estuvo marcada, como todos los años, por las llamadas telefónicas. En este certamen se anuncia a los ganadores y se les llama en directo para comunicarles su suerte. Todos los años hay anécdotas y el viernes no fue menos. En el premio de escultura el presentador, Ángel Luis López Santiago, tuvo que enfrentarse a dos números de teléfono equivocados y ante los 300 asistentes explicar a los dos hombres que contestaron que se había equivocado. «¿Y no tiene usted un familiar relacionado con la escultura?», llegó a decir.

La gran carcajada de la noche fue para Francisco Núñez Roldán. Su novela histórica 'Jaque al peón' se alzó con el premio, será publicada y además recibirá 12.000 euros. Al comunicárselo por teléfono no pudo evitar emocionarse. Luego el presentador le pidió un breve resumen de su escrito y Núñez Roldán se lanzó y durante tres minutos, a toda velocidad, desveló toda la intriga. El público se divirtió y no faltaron los comentarios jocosos. «Ya no tenemos que comprar el libro, nos lo ha contado».

Tras los premios los asistentes se repartieron por las mesas para degustar jamón, lomo, queso, tortilla, anchoas, mero, brochetas de pollo y langostinos envueltos, entre otros platos. Además de los cargos electos destacó la presencia de muchos artistas de las disciplinas premiadas esa noche, muchos de ellos miembros del jurado. Es el caso en pintura de Francisco Pedraja o Eduardo Naranjo. Tampoco faltaron el pintor Ramón de Arcos y el escultor Santiago Mavarro.

Los más numerosos esa noche, sin embargo, fueron los hombres de letras. Destacó el poeta José Antonio Ramírez Lozano y los novelistas Fernando Marías, Luis Alberto de Cuenta o Marta Rivera de la Cruz. El presidente del jurado de periodismo fue José Javier Esparza.

Una de las personalidades más admiradas fue Rosa Morena, la cupletista pacense de nombre real Otilia Pulgarín. Tampoco faltaron representantes del mundo empresarial, como el responsable relaciones externas de El Corte Inglés, Miguel Luna o el dueño de Palicrisa y vicepresidente del club Mideba, Elisardo Plaza. También estuvieron el jefe del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario Infanta Cristina de Badajoz, Florencio Monje.

En cuanto a los Premios Ciudad de Badajoz, la noche guardaba una sorpresa porque el alcalde y el presidente de la Junta aprovecharon sus intervenciones para anunciar que el año que viene contará con una nueva modalidad, la fotografía. En el cóctel posterior incluso se barajaron varios nombres de fotógrafos destacados para participar como jurado. Monago aseguró que este galardón nace con vocación de ser una referencia nacional.

En unas semanas los premiados en la noche del viernes se reunirán en el Ayuntamiento de Badajoz para recoger sus galardones y los cheques con las recompensas. Serán Manuel Vilches, Teruhiro Ando y Guillermo Ferri en pintura, José Manuel Belmonte en escultura, Ana María Ortiz en periodismo, Francisco Núñez en novela y Santos Domínguez en poesía.

Fotos

Vídeos