Conseguir cero muertos es el objetivo de Volvo para el año 2020

Aumenta los sistemas de seguridad para que ninguna persona resulte muerta en un accidente con un Volvo

El XC60 monta algunos de los nuevos sistemas de seguridad. ::
                             POLO/
El XC60 monta algunos de los nuevos sistemas de seguridad. :: POLO

Como parte del objetivo continuo para que el número de víctimas mortales y heridos graves en los nuevos coches Volvo alcance la cifra cero en el 2020, la marca sueca aumenta los sistemas de seguridad que se irán introduciendo en sucesivos modelos.

Detección de peatones en la oscuridad. El 58% de todas las muertes de peatones se producen en la oscuridad, al anochecer o al amanecer. Volvo fue el primero en el frenado automático y de detección en 2006 hasta el frenado automático completo en 2010 y últimos sistemas de detección de ciclistas en 2013. Ahora otra novedad mundial haciendo que la tecnología funcione cuando se conduce en la oscuridad.

Detección de animales. Los accidentes con animales salvajes son un problema muy grande en el tráfico. Suecia informó cerca de 49.000 accidentes con animales en 2012. De estos 6.000 fueron colisiones con alces. La tecnología detecta la presencia peligrosa de animales y aplica el freno automáticamente, tanto durante el día como en la noche. El riesgo de lesiones graves en una colisión con un alce es superior al 70% si el accidente ocurre a 100 km/h. Si la velocidad de impacto se reduce al frenar a menos de 70 km/h, el riesgo de lesiones graves se reduce notablemente.

Detección de bordes y obstáculos de carretera con ayuda de la dirección. Los estudios demuestran que muchos de los accidentes se producen en situaciones de tráfico no críticas y en buenas condiciones climáticas, debido a una distracción del conductor, somnolencia o enfermedad. El sistema detecta si el coche está a punto de salirse del camino y de forma autónoma aplica un par de torsión en la dirección para situarlo en su posición correcta. Una cámara situada en la parte delantera y con radar, interactúan para supervisar los bordes de la carretera y los diferentes tipos de obstáculos que puedan surgir.

El control de crucero adaptativo con asistencia de dirección ayuda al conductor a permanecer en el carril y seguir el ritmo del tráfico, detectando automáticamente el vehículo de delante y manteniendo la distancia de seguridad.