Muere un motorista tras chocar con un bolardo

El accidente tuvo lugar en Cardenal Cisneros y la víctima falleció en el acto tras salirse de la calzada y subirse a la acera

A. G.BADAJOZ.
Uno de los bolardos que levantó el motorista de la acera. ::                             PAKOPÍ/
Uno de los bolardos que levantó el motorista de la acera. :: PAKOPÍ

Pascual Antonio P. L., un motorista de 35 años, murió ayer por la tarde en la calle Cardenal Cisneros al perder el control de la Honda CBR 600RR que conducía. Según informó el 112 de Extremadura, a la una de la mediodía de ayer recibió una aviso alertando del siniestro en esta arteria de San Fernando.

Algunos testigos de la calle vieron como el motorista se salió de la calzada cuando conducía su moto, se subió por la acera y chocó con uno de los bolardos. Aunque no se ha confirmado, también pudo impactar con una farola antes de acabar en el suelo. La moto quedó totalmente destrozada tras el impacto.

Pascual Antonio falleció en el acto, y los equipos de emergencias que activó el 112 sólo pudieron certificar su defunción.

Las causas que provocaron la salida de la calzada todavía se investigan. Los vecinos que a esa hora pasaban por la calle escucharon el golpe y el estruendo que provocó la moto. El motorista conocía la zona porque sus padres regentan el bar Los Pozos en Cardenal Cisneros y era conocido en el barrio. Muchos de sus familiares también residen en el entorno del lugar del accidente. La víctima tenía dos hijas pequeñas, según explicaron algunos vecinos, y trabajaba en la empresa Saneba, dedicada al mantenimiento y limpieza de alcantarillados.

Era motorista habitual y, según la Policía Local, llevaba puesto el casco en el momento del siniestro de ayer.

A los pocos minutos de conocerse el fatal accidente, muchos residentes de la calle se acercaron hasta la acera alarmados por el impacto que habían escuchado. En los primeros momentos hubo mucha confusión sobre la identidad del accidentado porque el motorista circulaba solo y nadie le acompañaba. Más tarde, tras la llegada de los cuerpos de seguridad, Policía Local, Policía Nacional y Bomberos se confirmó que se trataba de un vecino del barrio.

La calle Cardenal Cisneros une la avenida de la estación, Carolina Coronado, con Padre Tacoronte y permite el tránsito en doble sentido. El accidente fue en el extremo más cercano al Gurugú, varios metros antes de la curva que se traza en la conexión con Tacoronte.

Durante varios minutos, ante la afluencia de público que se interesó por lo ocurrido, Cardenal Cisneros permaneció cortada. El funeral de la víctima se celebrará hoy a las cinco de la tarde en la parroquia de San Fernando, el barrio en el que vive su familia.