Paco de Lucía derrocha emoción en el primer concierto de Badasom

El guitarrista gaditano agotó las entradas en la inauguración del festival, en el que compartió escenario con María Berasarte

ESTEFANÍA ZARALLOBADAJOZ.
Paco de Lucía encandiló al público extremeño ayer en el auditorio Ricardo Carapeto de Badajoz. ::                             PAKOPÍ/
Paco de Lucía encandiló al público extremeño ayer en el auditorio Ricardo Carapeto de Badajoz. :: PAKOPÍ

Paco de Lucía derrochó emoción y entrega anoche, en la inauguración del festival Badasom, y colgó el primer cartel de 'no hay billetes' al agotar todas las entradas puestas a la venta para disfrutar de más de dos horas de concierto. No era para menos. Tras más de veinte años sin pisar suelo pacense, el guitarrista gaditano se subía al escenario del Auditorio Ricardo Carapeto de Badajoz para interpretar los temas más destacados de su extensa trayectoria.

Hasta la ciudad extremeña no llegó solo. Estuvo acompañado por el bajista Alain Pérez, la segunda guitarra de Antonio Sánchez Palomo, la percusión del pacense Israel Suárez 'El Piraña' y la armónica de Antonio Serrano. Al baile, Antonio Fernández 'Farru', hermano menor de 'Farruquito' y los cantaores David de Jacoba y Antonio Flores.

Si el público extremeño quedó impresionado por la magia que desprende Paco de Lucía en la interpretación de sus piezas, no menos por la voz y la forma de transmitir de María Basararte, una cantante que ha conseguido ganarse el respeto y la admiración de fadistas como Carlos do Carmo y hacerse un hueco en el corazón de los amantes de la más pura esencia del pueblo portugués en cuanto a música se refiere.

Nacida en San Sebastián y de madre gallega, María Berasarte se enamoró del fado y se marchó a vivir a Portugal, donde se empapó de la melodía de la 'saudade' lusa y grabó su primer disco, interpretando fado en castellano. María Berasarte estuvo acompañada en el escenario por el fundador de Madredeus, José Peixoto, a la guitarra portuguesa; José Luis Monton a la viola y Fernando Judice al bajo.

Carlos do Carmo es la voz portuguesa más brillante, respetada y entrañable de todos los tiempos, uno de los responsables de la consagración y significación del fado, género que ha conocido, estudiado e interpretado como pocos, así como uno de los máximos exponentes que el género ha tenido a nivel internacional.

Tras el éxito de Paco de Lucía y María Berasarte esta noche llega el turno de Carlos do Carmo y del espectáculo 'Territorio flamenco'. El fadista Carlos do Carmo está considerado como uno de los más importantes de Portugal. Llegará hasta Badajoz en medio de una gira de despedida que durará dos años.

Hijo de Lucília do Carmo, una de las mejores fadistas del siglo XX, Carlos do Carmo creció impregnándose de la esencia de la música lusa en pleno Barrio Alto de Lisboa. Comenzó su carrera hace 50 años, cuando el fado llevaba nombre de mujer, y lo hizo aportando nuevos elementos, como el contrabajo y el acompañamiento con orquesta.

Todo ello ha hecho de Carlos do Carmo un intérprete al que los portugueses respetan y aprecian, no solo por sus cualidades musicales, sino también por el interés que siempre ha mostrado por la evolución de la música de su tierra.

Grabó su primer disco en 1964, un álbum que llevó por título 'Estranha forma de vida' con el que comenzó una exitosa gira a la que más tarde se unirían sus conciertos para televisión y los que ofreció en el teatro Olympia de París, las óperas de Frankfurt y Wiesbaden, el Canecao de Río de Janeiro, el Saboy de Helsinki, el auditorio nacional de Madrid, el teatro de la Reina en La Haya o sus actuaciones en lugares tan dispares como San Petesburgo, Montreal, Copenhague o São Paulo.

Territorio flamenco

Los pacenses que se acerquen esta noche, a partir de las diez al Auditorio Ricardo Carapeto no solo podrán disfrutar del fadista Carlos do Carmo, sino que también lo harán del espectáculo 'Territorio flamenco'. En él se rendirá homenaje a Antonio Silva 'El Peregrino', bailaor que ganó en Jerez de la Frontera, en 1962, el primer premio de zapateado para profesionales.

El espectáculo 'Territorio flamenco' busca reivindicar los tangos y jaleos como cantes propios extremeños con la voz y el talento de los jóvenes artistas de la región, que forman una generación de cantaores, guitarristas y bailaores llamados a tomar al relevo de los grandes del flamenco en la comunidad.

Se trata de los cantaores Celia Romero y Pedro Cintas, Paulo Molina, la bailaora 'La Parreña' y los guitarristas Francis Pinto, José Manuel Moreno, Juan Vargas y Ramón Amador. Subirán al escenario acompañados de Abel Arana, Roberto Jaén, Pilar García y Félix Romero.

Celia Romero comenzó su carrera artística a los siete años, de manos de su padre, y pronto comenzó a compartir escenario con cantaoras de la talla de Mayte Martín, Rocío Márquez o Miguel de Tena, de quien continúa aprendiendo en su escuela. Tras proclamarse vencedora de varios concursos regionales, se hizo con la Lámpara Minera en 2011, el máximo galardón del Festival de Cante de Las Minas.

También sabe lo que es triunfar su paisano Pedro Cintas, dominador de los diferentes palos del cante jondo, a los que imprime su peculiar estilo personal. Se ha proclamado vencedor de trofeos tan prestigiosos como la Silla de Oro en Leganés o la Uva de Oro en Jumilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos