Cuando el talento gana al músculo

La III Women's Cup, ganada por el Atlético, evidencia que el futuro de las jugadoras no lo mide su tallaEl Santa Teresa mejora sus registros y termina tercero con la pequeña 'Loli' como máxima realizadora del torneo

MARCO A. RODRÍGUEZBADAJOZ.
1/
1

La evidente timidez de la emeritense 'Loli' desaparece por completo cuando salta al terreno de juego con sus compañeras del infantil del Santa Teresa CD. Allí sí es temible, sobre todo para el adversario. Sobre la hierba, ayer artificial del Campus universitario, María Dolores Reyman se disfraza de goleadora y confirma que sus 57 tantos de la temporada no son casualidad pese a su corta talla. Con doce años, fichó por el club pacense y en la calurosa mañana del domingo se convirtió en la máxima artillera de la III Women's Cup Ciudad de Badajoz con siete dianas. Ganó por tercera vez consecutiva el Atlético de Madrid. Ante las colchoneras nada pudo hacer el Sporting de Huelva (4-1), mientras que el Santa Teresa subió un escalón respecto a las anteriores citas y fue tercero (3-0 al Salamanca en la consolación) y a un gol de la finalísima.

El ídolo de Loli es Cristiano, aunque su entrenador, Juan Carlos Antúnez, le matiza que debería ser Leo Messi pues tiene más similitudes con el astro argentino. Y es que algo se mueve en el fútbol femenino. Ya no destacan solo las jugadoras físicas que casi parecen madres de las que juegan a su lado. Ahora es el talento el que supera al músculo, como demuestra la ariete del Santa Teresa. A Ito, el histórico jugador del Extremadura y padrino de esta tercera edición, éste es el aspecto que más le llama la atención respecto al fútbol de féminas al que estaba acostumbrado. «Anteriormente este fútbol estaba enfocado hacia las chicas de más corpulencia y hoy vemos que los clubes utilizan más la tecnificación y eso te hace disfrutar más. Me parece que es un paso adelante muy importante» apunta Ito.

Y mientras, Loli cree que con dedicación se superan todas las barreras. «Me cuesta mucho esfuerzo marcar y es verdad que soy pequeña comparada con otras más grandes, pero lo consigo. Me gustaría parecerme a Cristiano, aunque tengo que crecer». De momento, crece a base de goles pues en esa edad es la que más anota en Extremadura. «Mucho calor y muchos nervios. Mis compañeras me han dado la enhorabuena y estoy muy contenta. Me gustaría vivir algún día del fútbol, pero las chicas lo tenemos más complicado», sigue la 'pichichi'.

El cuadro pacense disputó la primera semifinal y cayó 2-1 ante las onubenses, que marcaron el segundo casi en el último minuto. Ahí despertaron del sueño de medirse al Atlético Féminas en el último duelo del campeonato. Las colchoneras no sufrieron en exceso ante el verdugo de las locales. 4-1 con tantos de Candela, Ana y dos de Paula para agradecer el apoyo brindado desde el público. Como el de los padres de Paula, para quienes se viaja más felices con una victoria. Berta, María, Clara, Aida e Itziar, entre otras, se marcharon de Badajoz con la misma sonrisa de sus allegados.

Exitoso torneo

«Todos los equipos nos han felicitado y deportivamente todo ha ido muy bien porque es la primera vez que somos terceros. Fue una lástima perder en el último minuto ante Huelva. Las chicas han estado genial. Han trabajado mucho y tienen una calidfad enorme», aprecia el técnico y director deportivo del Santa Teresa, quien coincide con su presidente, Pablo Ritoré: «El torneo ha sido un éxito total. Estoy sorprendido por la calidad de todos los equipos y la gran igualdad. En un grupo hubo triple empate y en el otro una diferencia de un gol para pasar de fase. El Santa Teresa este año tenía un gran equipo y se ha quedado a un paso de la final. Las niñas se lo han pasado de maravilla con el fútbol y bañándose en Lusiberia. Tuvimos una excepcional charla de Francisco Rubio -presidente del Comité de Competición de la RFEF- y, aunque pasamos mucho calor, en Extremadura eso es normal.