Los cacereños siguen acortando los días de sus vacaciones

Un estudio nacional asegura que sólo un 42% de personas saldrán en verano, y las agencias de viajes aseguran que se ha pasado de una semana a cinco días

CRISTINA NÚÑEZCÁCERES.
Los cacereños reservan estos días sus paquetes de vacaciones, en las agencias u on-line. ::                             MARISA NÚÑEZ/
Los cacereños reservan estos días sus paquetes de vacaciones, en las agencias u on-line. :: MARISA NÚÑEZ

El verano ya asoma la cabeza (queda una semana para que llegue, oficialmente, el inicio de la estación) y en el horizonte aparece una palabra muy deseada: vacaciones. Claro, que dadas las circunstancias económicas no parece que vaya a ser una práctica generalizada. Un reciente estudio de Europe Asistance cifraba en el 42% la cifra de españoles que saldrán de vacaciones. Más de la mitad se quedarán en casa y los que saldrán gastarán un 16% menos.

En las agencias de viajes de Cáceres el ambiente no era lóbrego. La mayoría de los trabajadores de este sector coinciden en que aunque se reduzcan los días, los cacereños quieren seguir saliendo de vacaciones. «No es un capricho, es necesario en los tiempos que corren reservar unos días para olvidarse de los problemas», explica Noelia Ávila, responsable de la agencia de viajes Halcón de la calle Colón. El número de días de vacaciones que contratan los cacereños sigue reduciéndose. Se va pasando de los siete días a los cinco o incluso menos. «Hace años se contrataban los quince días, ahora vienen a por cuatro noches», explica Noelia. Visiones parecidas ofrecen otros trabajadores y responsables de agencias de viajes de la ciudad.

El destino estrella sigue siendo, por proximidad, las costas de Huelva y Cádiz. Son, por definición, las playas de los extremeños, aunque el primer destino es más económico que Cádiz, en donde hay mucha menos oferta hostelera. Ana Infante e Isabel Maestre estaban preparando sus vacaciones ante un agente de viajes. «Siempre vamos al norte, pero este año necesitábamos sol, así que nos vamos a ir a Cádiz 12 días, queremos algo de playa, pero sobre todo hacer turismo, que haya opciones para ver cosas». Unas vacaciones con contenido.

A la hora de ahorrar, además de los días, también se busca una reducción en la categoría del alojamiento, y hay muchos casos en los que se busca un apartamento, para ahorrar en los alimentos.

La costa de Málaga también es otra de las zonas recurrentes en las elecciones de los cacereños. María Teresa Muñoz estaba el pasado jueves buscando una semana de vacaciones para ella y para su marido. «Serán siete días como mucho porque el presupuesto está muy ajustado», explicaba esta mujer. Busca un apartamento por cuestiones muy particulares: su marido está enfermo y requiere ciertas necesidades de alimentación a las que no pueden brindarle en un apartamento.

Montse Fernández es la responsable de Viajes Suroeste. Explica que la temporada está aún por hacer, porque el cacereño siempre espera a que se eche el calor encima. Dice que hay muchas ofertas y muestra la factura de un viaje que ha contratado una mujer. Dos personas con pensión completa en Torremolinos 400 euros. Hay ofertas para el Caribe de dos personas por 800 euros. «La tónica será como la del año pasado, no va a ir a peor». También hay quien busca paraísos cercanos y acude a las costas extremeñas o al norte de la provincia. Rosa María Sosa, de viajes Barceló, también coincide en que la cosa se está empezando a mover ahora. «Se busca sobre todo la economía», explica. Se buscan fechas que puedan ofrecer precios más económicos, como por ejemplo la última semana de junio, cuando los niños ya han acabado el curso.

Maite Luengo, de Viajes Calima.es asegura que se sigue vendiendo mucha costa, y también que este año hay demanda para las islas, aunque Mallorca ha aumentado su precio. «El promedio son cinco noches, y el perfil del cliente es público familiar», asegura.

Las agencias de viajes más que competir con Internet intentan aliarse a este nuevo sistema, y ofrecer información para que el cliente pueda hacer la reserva en la oficina o en su domicilio. Por lo general es la gente mayor la que busca mayores garantías.

Pablo Barra, director gerente de Cc Travel, una agencia de viajes local insiste en el diagnóstico que hacen los demás: mucha costa y buscando la oferta.

En la calle, la cosa cambia. La gente tira de pueblos,de casas familiares o busca soluciones económicas, como salir solo un fin de semana, y mirando el monedero. A veces no hay más remedio que quedarse en la ciudad durante todo el verano y remojarse en la piscina municipal.