El Extremadura sufre, pero avanza

Nando Copete y Ruiz marcan dos goles decisivos para los de Agustín Izquierdo, que ahora esperan el sorteo, hoy, de la gran final El conjunto azulgrana acabó pidiendo la hora ante un Utebo que llegó con vida hasta el último suspiro

JUAN BAUTISTA MARTÍNEZALMENDRALEJO.
El Extremadura sufre, pero avanza

Con más sufrimiento del que a priori se podía esperar el Extremadura UD logró superar ayer la segunda eliminatoria en la lucha por el ascenso, al derrotar al Utebo por dos goles a uno. Todo parecía ir sobre ruedas con un gran comienzo de los azulgranas que se llevaron con justicia una ventaja de dos goles al descanso. En el periodo de receso muchos aficionados estaban pensando más en quién podría ser el próximo rival de su equipo que en como acabaría el partido frente a los aragoneses.

La diferencia en el marcador y en el juego de unos y otros durante la primera parte hacía presagiar un desenlace tranquilo para los de Izquierdo pero con el transcurrir de la segunda mitad la fiesta azulgrana estuvo a punto de irse al traste.

Un gol del Utebo a los 11 minutos de la reanudación supuso un inesperado punto de inflexión a partir del cual el Extremadura se convirtió en un manojo de nervios y el Utebo se creció,confiando hasta el pitido final en sus posibilidades.

Alentado por su afición el Extremadura aguantó como pudo la mínima ventaja y pudo superar la eliminatoria, que le permitirá esta tarde, a partir de las 16.30horas, estar en el bombo de la ciudad deportiva de Las Rozas.

Más de 6.500 espectadores

El Francisco de la Hera lució sus mejores galas al registrar la mejor entrada de la historia del Extremadura UD. Más de 6.500 aficionados llenaban de colorido las gradas y el propio Izquierdo quiso darle tras el encuentro «mil gracias»por su papel fundamental en el envite.

El Extremadura tuvo su comienzo soñado y a las primeras de cambio se adelantó en el marcador. Un gran pase de Curro por el centro de la defensa visitante dejó a Copete solo ante Edu Navarro al que el delantero batió con tranquilidad. Con el gol a favor el Extremadura jugaba a placer y cada acercamiento al área contraria se convertía en una ocasión de peligro. El Utebo sufría mucho en defensa y apenas inquietaba la portería de Tete, solo Diego en el lateral izquierdo sufría las internadas de Loeffeler pero siempre estuvo más cerca el segundo del Extremadura que el gol del empate.

Juanito de la Cruz, hasta que le fallaron las fuerzas, se adueñó de la banda izquierda pero sus centros no encontraban rematador. Fue el propio De la Cruz el que tuvo la mejor opción para aumentar la renta en una buena jugada iniciada por Ruiz en la derecha que habilitó a Copete para que después Sabino,en un exceso de generosidad, cediese al de Salvatierra, que estrelló el balón en el cuerpo de Edu Navarro.

Antes de llegar al descanso el partido ya se había igualado pero hubo tiempo para que Ruiz llevase la alegría a la grada al conseguir el segundo gol. El capitán alternaba su posición en la banda con un fatigado Carlos Rubén y se prodigó en ataque en varias ocasiones. En una de ellas aprovechó a la perfección el excelente pase interior de Sabino, que le plantó solo ante el cancerbero al que superó tras cambiarse el balón de pierna. Un gol de los llamados psicológicos que plasmaba la superioridad del Extremadura durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

Al poco tiempo de comenzar la segunda mitad y en el primer disparo a puerta del Utebo, el recién salido al terreno de juego, Iñigo, marcó un golazo en un disparo desde fuera del área que dibujó una parábola imparable para Tete, que solo pudo seguir el balón con la mirada.

A partir de ahí el cansancio y sobre todo los nervios atenazaron a los locales a los que se les hizo muy largo el último tramo de partido. En los minutos finales Tete salvó a su equipo al lanzarse a los pies de Pulga Martínez desviando el disparo del aragonés. También Ruiz tuvo que emplearse a fondo para despejar de cabeza a córner un centro envenenado desde el lateral del área.

Al final afición y jugadores respiraron aliviados y festejaron la sufrida victoria por todo lo alto. Como dijo Izquierdo en sala de prensa «nadie dijo que iba a ser fácil», y el Extremadura mantiene aún intactas sus opciones de conseguir el ascenso.

Los rivales

El Extremadura UD, único representante extremeño superviviente de las duras eliminatorias de ascenso a Segunda B, es uno de los cinco 'primeros' que estarán esta tarde en el bombo, por lo que le corresponderá jugar o contra el único 'cuarto' que queda, el Deportivo de la Coruña B, o bien contra uno de los 'terceros', que son el Compostela, el Granada B, el Alzira, el Mar Menor o el Arandina. En cualquier caso, lo que es seguro es que, de nuevo, el segundo partido será en el Francisco de la Hera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos