Mou y CR7, sancionados con dos partidos pero en Copa

A. GÓMEZMADRID.

José Mourinho y Cristiano Ronaldo han sido sancionados con dos partidos de suspensión tras sus respectivas expulsiones en la final de Copa, por lo que el técnico del Real Madrid se sentará en el banquillo en las dos últimas jornadas de Liga, en Anoeta y en el Bernabéu. Y el delantero portugués también podrá ser alineado el domingo contra la Real Sociedad, y el sábado 1 de junio frente a Osasuna. Ese día será la despedida definitiva como entrenador blanco de Mourinho, castigado con dos partidos por el Comité de Competición de la Federación Española por protestar al árbitro Clos Gómez, aunque al no ser una sanción grave deberá cumplirla en la misma competición, sea en el país que sea, que en su caso ya será en Inglaterra la próxima temporada, como técnico del Chelsea.

A Mourinho se le ha impuesto el castigo mínimo que establece el artículo 120 del Código Disciplinario (de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes) «por protestar al árbitro principal, a los asistentes o al cuarto árbitro, siempre que no constituya falta más grave». También a Cristiano se le ha aplicado la menor sanción prevista por violencia en el juego (de uno a tres partidos), ya que tendrá que cumplir un único encuentro por su patada al rojiblanco Gabi, al que habrá que sumar otro por acumulación de amonestaciones.

Cristiano fue expulsado en la prórroga de la final, en el minuto 115, por golpear con la pierna en la cara a Gabi, «sin ánimo de disputar el balón», como reconoció el árbitro en el acta, aunque Competición no ha considerado que fuese agresión, lo que le hubiera supuesto un castigo mayor, a cumplir en la Liga. Antes de que se le mostrarse la roja directa, Cristiano vio una tarjeta amarilla, lo que supone para él tener que cumplir ciclo de amonestaciones, también en la Copa. Competición ha aplicado al crack luso el artículo 123 que establece al menos un partido de sanción «por producirse de manera violenta con ocasión del juego o como consecuencia directa de algún lance del mismo, siempre que la acción origine riesgo, pero no se produzcan consecuencias dañosas o lesivas».